«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Neumonía en ancianos: Complicaciones en la tercera edad

Cuidados generales

Día Mundial contra la Neumonía 2020

Hoy 12 de noviembre se conmemora el Día Mundial contra la Neumonía. Esta celebración tiene como objetivo concienciar a la población sobre los riesgos de esta patología y su elevado índice de mortalidad, sobre todo entre la población mayor de 65 años. España es el tercer país de la Unión Europea con mayor índice de neumonía y el número de casos crece cada año más. Más del 40% de los enfermos de neumonía, con edad superior a 65 años, acaba presentando algún tipo de complicación que obliga a su ingreso hospitalario.

Entre el 21% y el 54% de los ancianos que sufren neumonía tienen el riesgo de una menor esperanza de vida. Por lo que es necesario que la población conozca que la neumonía en ancianos puede ser mortal. Además, conocer las causas y síntomas de la enfermedad es la mejor forma de prevenirla.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y se caracteriza por la presencia de síntomas como fiebre, tos, escalofríos y expectoración.  Aunque puede afectar a cualquier grupo de edad, la neumonía en ancianos es más común que en personas de mediana edad. El alcance de la enfermedad dependerá de la existencia de factores de riesgo y del diagnóstico temprano para la puesta en marcha del tratamiento adecuado.

Según el lugar en el que se produce la infección, la neumonía se puede clasificar en dos grupos:

  1. Neumonía adquirida en la comunidad: el contagio se ha producido fuera de un centro de salud u hospital. Diagnosticada en el momento oportuno y tratada con los fármacos adecuados, es una neumonía que presenta mayores facilidades de recuperación.

  2. Neumonía intrahospitalaria o nosocomial: es la neumonía que afecta a los pacientes que se encuentran hospitalizados por otras patologías, a los familiares que los visitan o a los trabajadores sanitarios. El principal problema de esta neumonía es que suele ser más resistente a los antibióticos y, en consecuencia, más difícil de tratar.

También se puede establecer una clasificación de la neumonía según la afectación pulmonar:

  1. Unilateral: afecta a un único pulmón.
  2. Bilateral: es más común en las infecciones virales y afecta a los dos pulmones.
  3. Bronconeumonía: es la más agresiva ya que, además de afectar a ambos pulmones, se extiende también hacia los bronquios.

Causas de la Neumonía

Pueden causarla varios microorganismos como lo son las bacterias, virus y hongos. La bacteria más frecuente es el Streptococcus pneumoniae o neumococo. Y en el caso de la neumonía atípica la bacteria más frecuente es el Mycoplasma pneumoniae.

El virus de la gripe también es muy frecuente como causa de neumonía. Y en cuanto a los hongos, el más habitual es el Pneumocystis jiroveci, que suele afectar a personas inmunodeprimidas.

Hay varias formas en que estos microorganismos pueden llegar a infectar los pulmones y al tratarse de una enfermedad infecto-contagiosa es muy importante tener en cuenta algunas pautas para evitar su transmisión.

Como también hay algunas enfermedades de base y otras circunstancias que pueden favorecer la aparición de una neumonía:

  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Fumar
  • Trastornos cerebrales
  • Problemas del sistema inmunitario
  • Cardiopatías
  • Diabetes
  • Cirugía reciente
  • Traumatismo reciente

La neumonía es una de las complicaciones más frecuentes entre las personas mayores de 60 años que están hospitalizadas por otras enfermedades. El reposo prolongado en la cama tras una operación también puede favorecer la aparición de la neumonía. Ello se debe a que, al estar acostado, el paciente tiene mayor dificultad para respirar o toser, por lo que la zona del pulmón no está bien ventilada y la mucosidad se acumula en los bronquios.

Además, las bacterias se propagan rápidamente entre las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado o sufren desnutrición. Las personas mayores, con dificultad para deglutir, pueden tragar alimentos que producen inflamación en los pulmones y acaban por desencadenar una neumonía.

Neumonía ¿Cuáles son sus síntomas?

Por la forma en cómo se manifiesta, la enfermedad en cuestión puede ser típica y atípica. A continuación, distinguimos las diferencias de los dos tipos de neumonía:

Neumonía atípica

Los síntomas son algo diferentes a los de la neumonía típica o común. Es una forma menos grave y sus síntomas suelen ser más leves.

En los ancianos, la neumonía puede presentar síntomas que no son de carácter respiratorio, por lo que puede que no se produzca fiebre, tos, esputo, tos seca ni tos crónica, sino alguno de estos otros síntomas:

• Debilidad
• Disnea
Confusión, inquietud o apatía
• Falta de apetito
Mareos
• Respiración acelerada
Taquicardia
• Bajada de la presión arterial
Fiebre alta (40 grados o más) o temperatura muy baja (35 grados o menos)
Vómitos
Diarreas
• Degradación de las funciones cognitivas o desorientación

Los ancianos con patologías previas, como EPOC, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, diabetes mellitus o enfermedad renal crónica deben acudir de inmediato al servicio de urgencias ante cualquier síntoma de neumonía.

En las personas mayores que sufren enfermedad de Alzheimer o demencia, los síntomas pueden ser aún más difíciles de distinguir, ya que la confusión puede ser un síntoma previo del paciente. En estos casos, cualquier molestia o cambio en el comportamiento del enfermo debe ser consultado con el médico de inmediato.

Neumonía típica o común 

Por el contrario, este tipo de neumonía suele tener un comienzo súbito, produce fiebre superior a 38,5º C, se producen con frecuencia escalofríos, temblores, dolor en el pecho y se suele acompañar de tos seca, tos crónica, tos con sangre o mucosidad.

Puede aparecer también dificultad para respirar, inapetencia, fatiga, malestar general y en personas mayores suele ser bastante frecuente la aparición de episodios de confusión. 

Sin embargo, en el caso de las personas mayores que sufren neumonía no siempre se presentan estos síntomas. La fiebre aguda, que es un síntoma típico, solo se manifiesta en el 50% de los casos entre los ancianos que padecen neumonía.

Un signo muy típico es el síndrome de la uña blanca o leuconiquia, que son unas manchas blancas que empiezan a aparecer en las uñas de manos o pies. 

¿Es contagiosa la neumonía?

Por regla general, la neumonía no es contagiosa aunque, como cualquier enfermedad infecciosa, si se trata de una neumonía bacteriana o o viral sí puede contagiarse si se entra en contacto directo con los líquidos que el enfermo expulsa por la nariz o por la boca. No obstante, no es fácil contagiarse y la gran mayoría de la gente que trata a un enfermo de neumonía no se contagia.

Diagnóstico de la Neumonía 

Como en todas las enfermedades, es fundamental realizar una buena exploración inicial por parte del médico junto con el historial clínico. En el caso de la neumonía es necesario la auscultación, que consiste en escuchar de manera directa o a través de un estetoscopio los sonidos pulmonares y del tórax. Si hay sospechas de la enfermedad lo primero que pautaría el médico es la realización de una radiografía simple de tórax.

En caso de dudas, patologías asociadas o por creerlo así conveniente el médico, se ordenarán otras pruebas como pueden ser:

  • Gasometría arterial
  • Hemocultivo
  • Cultivo del esputo
  • Hemograma
  • TAC
  • Broncoscopia
  • Toracocentesis

Recuperación de la Neumonía 

Dependiendo de la severidad de cada caso, el paciente puede requerir o no de ingreso hospitalario. Una de las primeras medidas es la administración de antibióticos si se comprueba que es una neumonía bacteriana y de antivirales si se trata de una neumonía vírica.

Se recomienda asociar al tratamiento antibacteriano medidas para favorecer la fluidificación del moco que se acumula en las vías respiratorias. Para ello es recomendable beber mucha agua, inhalar vapor, respirar hondo dos o tres veces cada hora y darse pequeños golpes en el pecho y espalda para despegar el moco de los alvéolos y favorecer así su eliminación.

En caso de ingreso hospitalario se administrará:

  • Antibióticos por vía intravenosa        
  • Líquidos por vía intravenosa
  • Oxigenoterapia
  • Tratamientos respiratorios

¿Cómo prevenir la neumonía en ancianos?

La prevención es el mejor modo de evitar la neumonía en ancianos. Como principales consejos para prevenir la neumonía en el anciano se aconseja seguir las siguientes pautas:

Administración de vacunas

Es muy importante que las personas mayores de 65 años, o con factores de riesgo, se pongan la vacuna antineumocócica. Esta vacuna protege contra la neumonía. El paciente debe volver a vacunarse aproximadamente cada cinco años.

Además, también se aconseja a los ancianos que se pongan la vacuna contra la gripe. Esta vacuna se administra anualmente y es importante que se la pongan las personas mayores, dado que en muchas ocasiones la neumonía se produce por una complicación de la misma.

Mantener una buena higiene bucal

La higiene bucal y el cuidado de las piezas dentales es un factor esencial para evitar la neumonía en los ancianos. Cualquier infección que se produzca en la boca debilita el sistema inmunitario, con el riesgo de que la infección se extienda al tracto respiratorio superior, produciendo sinusitis o amigdalitis que, de extenderse al tracto respiratorio superior, puede provocar una neumonía. También es importante que el anciano coma siempre sentado, manteniendo la espalda recta, ya que de este modo se facilita la deglución y se pueda evitar una infección en los pulmones.

Tener una nutrición adecuada

Una buena nutrición es un factor clave en las personas mayores. Una persona mayor desnutrida tiene su sistema inmunitario debilitado y es más propenso a sufrir cualquier tipo de infección, incluida la neumonía. Por eso, es muy importante que el anciano no tenga ninguna carencia nutritiva. En caso de ser necesario, se debe consultar con el médico sobre la posibilidad de incluir suplementos nutricionales en la dieta del anciano para compensar posibles carencias.

Además de la nutrición adecuada, también es importante que el anciano tome suficiente cantidad de líquido. Los familiares y cuidadores deben prestar mucha atención para que las personas mayores tomen suficiente líquido (agua, infusiones, sopas), ya que en muchas ocasiones las personas mayores se olvidan de beber la cantidad necesaria para el organismo, y esto acaba por afectar negativamente a su estado de salud.

Mantener un estilo de vida saludable

Se requiere una prevención integral. Adoptar un estilo de vida saludable ayuda a mantener fuerte el sistema inmunitario, con lo que es más fácil combatir las enfermedades infecciosas. Para ello, se aconseja seguir una dieta equilibrada, en la que no falten nutrientes esenciales, realizar ejercicio moderado de forma habitual y evitar hábitos nocivos, como el tabaco y el alcohol. Un sistema inmunitario fuerte puede combatir los patógenos que provocan las infecciones en el organismo y evitar que el anciano sufra neumonía.

Insistir en la limpieza

La pandemia generada por el nuevo coronavirus ha normalizado muchas de las pautas de higiene que son fundamentales no solo para la prevención del COVID-19 sino de muchas otras enfermedades infecciosas. En el caso de la neumonía también resulta de gran ayuda la limpieza frecuente de las manos con agua y jabón o con geles hidroalcohólicos, así como la desinfección de aquellas superficies que están más sometidas al contacto. En el caso de los ancianos, estos objetos y superficies pueden ser desde el vaso de agua que dejan en la mesilla de noche hasta el bastón que emplean para sus desplazamientos o la mesa auxiliar en la que dejan el libro, las gafas o el mando de la televisión.

Evitar el contacto y protegerse

La prevención de la neumonía en personas mayores debe contemplarse desde una doble perspectiva: la de la persona contagiada y la de la persona que está en riesgo de contagio. En ambos casos, la mejor manera de evitar la propagación de la enfermedad es evitar el contacto y mantener al enfermo aislado del resto de la familia hasta su recuperación. En caso de que el contacto sea imprescindible, el afectado y la persona que lo asiste deberán emplear mascarilla que cubra nariz y boca. Asimismo, se deben evitar los pañuelos de tela y utilizar los desechables, toser o estornudar en la parte interior del codo y desinfectar las manos tras sonarse o antes de emplear cualquier objeto.

Llevar un control regular de otras patologías

Enfermedades comunes en las personas mayores como el asma, la diabetes o las afecciones cardíacas incrementan el riesgo de sufrir complicaciones durante un proceso de neumonía. Basta con destacar el riesgo de hospitalización por neumonía en personas diabéticas es hasta 39 veces superior al de una persona sana. También durante el período gripal se produce un aumento notable de las hospitalizaciones por neumonía con índices de letalidad más altos, lo que pone de manifiesto la importancia de la vacunación contra la gripe en personas mayores. La prevención de esta enfermedad de las vías respiratorias exige tener bajo control todo lo que suponga un factor de vulnerabilidad en el paciente.

¿Qué relación existe entre la neumonía y la COVID-19?

Ya desde antes de la pandemia la neumonía y las infecciones respiratorias del tracto inferior eran enfermedades que registraban un gran número de ingresos hospitalarios y de fallecimientos. Esta es una realidad se ha acentuado con la COVID-19.

Aunque la neumonía ni es una enfermedad nueva ni se produce siempre por coronavirus, existe una estrecha relación entre esta y la COVID-19. En el actual escenario sanitario resulta de vital importancia la prevención de una enfermedad cuyas características ya conocemos para evitar los riesgos de otra que, por el momento, sigue presentando numerosas dudas en la comunidad científica.

Lo que resulta evidente es que en pacientes con patologías respiratorias previas la COVID-19 se manifiesta con síntomas más acentuados. La combinación entre la infección bacteriana que origina la neumonía común y la infección vírica que está detrás del SARS-CoV-2 resulta un cóctel peligroso para el sistema inmunitario. Esta combinación de factores ha aparecido en un 25% de los afectados por la COVID-19 y ha quedado constatado que en dichos casos la mortalidad ha sido más alta o las secuelas más notables.


Cuidado de personas mayores con neumonía

La neumonía en ancianos se ha convertido en un problema de salud pública, y su diagnóstico en un desafío para los médicos debido a los síntomas atípicos que, con frecuencia, presenta. El actual escenario de pandemia supone un nuevo reto en el abordaje de esta enfermedad y en el papel que desempeñan quienes cuidan de personas mayores en sus domicilios. A tenor de las características de ambas enfermedades, la COVID-19 y la neumonía, la asistencia domiciliaria se presenta como una de las opciones más interesantes y efectivas en el cuidado y la protección de los colectivos más vulnerables.

En este sentido, la prevención es primordial. En el Día Mundial de la Neumonía conviene recordar a familiares y cuidadores lo importante que es conocer la gravedad de esta enfermedad. Es responsabilidad de todos prestar atención a los síntomas de la neumonía, cuidar la alimentación e higiene de las personas mayores, motivarlas a realizar cualquier tipo de actividad física (moderada), asegurarnos de que nuestro mayores se pongan la vacuna antineumocócica y de la gripe y protegerlos de los rigores de los climas fríos.

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Mi abuela fue ingresada con una saturación de 32, por lo q la oxigenaron y finalmente sedaron, pero se me ha informado q ha entrado en estado de coma. Es eso posible como resultado de la neumonía?.

    1. Hola Samuel, la neumonía en ancianos puede tener muchas consecuencias, pero no nos aventuramos a decirte si tu abuela entró en coma debido a la neumonía. Eso deben de decírtelo los médicos que lo estaban atendiendo. Muchísimo ánimo

  2. Todo adulto mayor de 75 años, con neumonía bilateral por COVID debería ser hospitalizado?

    1. Hola Denisse, depende de muchos factores, por ejemplo de si es una neumonía grave, del estado físico de la persona mayor, de sus antecedentes. Te recomendamos que lo consultes con el médico que os esté tratando, puesto que tendrá toda la información necesaria. ¡Un saludo y gracias por comentar!

  3. Hola tengo a mi abuela de 87 años internada hace 10 días por covid hoy nos dijieron que tiene saturacion91 .. es muy muy grave ???? Porque no subió en todos estos días . Ella no tiene fiebre , está con máscara , y ayer hiso pis por sus propios medios, también nos dijieron que comió no se si será por sonda o como . Pero me preocupa mucho su neumonía bilateral y saturación. Gracias

    1. Hola, lo más recomendable en estos casos es que te informe el personal sanitario de donde se encuentra ingresada tu abuela. Ellos te podrán informar de como avanza su neumonía bilateral de tu abuela. Nosotros no podemos informarte como es debido puesto que no conocemos su historial médico y hemos visto el resultado de las pruebas que le han realizado. Mucho ánimo para tu abuela.

  4. Mi mama esta hace 8 días ingresada con bronco neumonia acoplada a ventiladores sin poder respirar sin el mismo hoy me dicen que una traqeotomia es lo mejor para ella estoy desesperado

    1. Hola Jose, esperamos que tu madre se recupere de su bronconeumonía. Os mandamos mucha fuerza.

  5. Mi padre tiene 96 años y esta postrado en casa y no se lo puede trasladar a un centro de vacuncion.
    Que tramite tengo que hacer para solucionar este problema por favor.

    1. Hola, Graciela:

      Lo que tienes que hacer es llamar al centro de salud para comentar la situación de tu padre. Seguramente un profesional acuda a su casa para la vacunación. Ellos te explicarán los pasos y te darán una solución.

      Un saludo y que vaya todo bien.

  6. Hola mi abuela de 90 años tiene EPOC y neumonia aguda, ademas de diabetes e hipertensión, es posible que se recupere solo con salbutamol en spray y con prednisona?
    Porque es lo único que recetó el médico o tendremos que cambiar de dr? 😔

    1. Hola, Rocío:
      Lo sentimos, pero por este medio nos resulta muy difícil hacer una valoración de tu abuela ya que la edad no es un indicativo suficiente. No contamos con el historial clínico de tu abuela ni tampoco tenemos ninguna prueba ni análisis que nos pueda ayudar a darte una mejor respuesta. Si el médico os ha recetado ese tratamiento, confío en que será el adecuado para tu abuela acorde con sus patologías. El salbutamol es normalmente usado en casos de EPOC y la prednisona en casos de afecciones como la que nos comentas. Deberíais acudir a vuestro médico en caso de que tengáis alguna duda. Un saludo.

  7. ¿Puede recibir vacuna Sinovac contra Coronavirus, abuelito, 82 años, saliendo de hospitalización por 60 días, diagnóstico de Neumonía Aspirativa. Empezó alimentacíon por sonda nasogástrica y pronto pasará a gastrostomía.Gracias.

    1. Hola, Patricia:
      Las vacunas de la COVID-19 han demostrado ser seguras y eficientes. En el caso particular de esta persona debe valorarlo su médico según su historial clínico y situación actual, ya que nosotros no podemos valorarlo. Un saludo.

      1. Hola doctora, quisiera saber más o menos la esperanza de vida de mi abuela de casi 90 años: tiene 1 pulmón bueno( el otro es poco funcional) por lo que apenas camina, y su corazón se acelera por cada actividad que hace. De ante mano muchas gracias y aprecio muchísimo su labor

        1. Hola Antonio, sentimos mucho la situación de tu abuela. Respecto a la consulta que nos planteas, comprendemos que quieras saber la esperanza de vida de tu ser querido pero lo que nos preguntas es algo bastante difícil de diagnosticar. Depende de muchos factores como la patología que tiene, si tiene una neumonía atípica, las complicaciones que haya tenido, hace cuanto tiempo se le diagnosticó la patología , la vida que ha llevado tu abuela. Te recomendamos consultarlo con su médico de cabecera, quizás él te puede decir algo más que nosotros, puesto que él es el que tiene el historial clínico de tu familiar. ¡Un saludo y mucho ánimo!

  8. Bien dia srta Lorena, una abuelita está hospitalizada, con diagnóstico neumonía, ella.ocupa sonda gástrica, la.sonda debido algún mal usó puede ocasionar o podrá ser un factor provocar neumonía?? Desde ya gracias

    1. Hola, Nicol:
      no entendemos bien tu consulta. Supongo que están usando una sonda gástrica ya que se encuentra en un estado de neumonía que requiere alimentación por sonda enteral. Estas sondas son seguras y estamos seguras de que será eficaz en el caso de la paciente. Un saludo.

  9. Hola.mi mamá tiene fibrosis pulmonar,y además a tenido 3 neumonía .en este momento es co la 3 neumonía está sin fuerzas tubo un tratami nto de 7 días pero aún está malita y se agota mucho a perdido la fuerza hay que hacerle todo .que tratamiento se puede seguir .ella está evaluada por médicos .pero aún así no la veo muy bi n

    1. Hola, Ingrid:
      Entendemos tu preocupación, pero por este medio, sin conocer el historial clínico de tu padre y sin poder realizarle ninguna prueba nos resulta complicado poder darle un diagnóstico. El debilitamiento que experimenta se debe seguramente a los efectos secundarios del tratamiento y de la patología. Sin embargo, nosotros no podemos recetarle ningún nuevo tratamiento sin conocer su caso personal. Te aconsejamos que acudas cuanto antes a su médico de familia para que la pueda observar y recetarle la medicación que considere oportuna. Un saludo.

  10. Mi papá tiene 72 años cn cirrosis hepatica, ha e in par de días empezó cn la tos y hoy e madruga se escuchabacomo ronroneo en su pecho, no quiero llevarlo al hospital por que no lo atenderán solo si fuera urgencia, que le puedo dar?

    1. Hola, Selene:
      Entendemos tu preocupación, pero por este medio, sin conocer la condición de tu padre, ni su historial clínico ni sin poder realizarle ninguna prueba o análisis no podemos aconsejarte ninguna medicación. Cabe recordar que la automedicación puede ser muy peligrosa, así que te recomendamos que acudas con tu padre al médico cuanto antes. Un saludo.

  11. Mi madre ha tenido 4 neumonías y ya casi no puedo tragar tiene decencia muy avanzada que hacer ? Tiene otra neumonía sería ya la 5 y con un fallo renal muy avanzado alguien me puede dar un consejo

    1. Hola, María:

      Esperamos que tu madre se recupere. Por este medio y sin conocer la historia clínica de tu madre no podemos evaluar bien la situación, así que lo mejor es que acudas cuanto antes a su médico de cabecera para que le pueda recomendar la medicación pertinente en su caso. Además, como figura en el post, la alimentación y una buena higiene es indispensable para prevenir la neumonía en personas mayores. Un saludo.

  12. Mi padre ha tenido dos neumonías, él tiene 85 años y ahora está convaleciente, duerme mucho y come poco. Se me aclararon algunas dudas. Muchas gracias.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies