"Una atención cercana, humana y de calidad"

TRABAJA COMO CUIDADORA confianza-online

Síntomas de la bronquitis en ancianos. Causas y tratamiento

curar bronquitis
Índice
    Add a header to begin generating the table of contents

    Las afecciones de las vías respiratorias están ligadas a una serie de problemas médicos que revierten mayor gravedad en pacientes pediátricos, adultos mayores y sobre todo, en la tercera edad. A partir de los 65 años los riesgos de padecer complicaciones relacionadas con los bronquios se multiplican como consecuencia de una mayor vulnerabilidad del sistema respiratorio, en ocasiones provocada por hábitos poco saludables. En este artículo aprenderemos entre otras cosas qué es la bronquitis, los síntomas de bronquitis, las causas, las diferencias entre neumonía y bronquitis, y cómo tratar la bronquitis en adultos y en ancianos.

     Síntomas de bronquitis en adultos y causas.

     

    ¿Qué es la bronquitis?

    La bronquitis es la inflamación del revestimiento de los bronquios que llevan el aire hacia adentro y fuera de los pulmones. Esta inflamación provoca que los tubos que conectan la tráquea y los pulmones se llenen de mucosidad y causen dificultades al respirar.

    Diferencia entre bronquitis y bronquiolitis

    Si bien la bronquitis y la bronquiolitis comparten síntomas respiratorios similares, como la tos y dificultad para respirar, sus causas y la población que afectan difieren sustancialmente. La bronquitis es más común en adultos y, en particular, puede ser una preocupación significativa para las personas mayores, quienes ya pueden tener una capacidad pulmonar reducida o condiciones de salud preexistentes que complican la recuperación. Por otro lado, la bronquiolitis afecta principalmente a bebés y niños pequeños, centrándose en los bronquiolos, una parte más pequeña y final de las vías respiratorias, que se inflaman y obstruyen más fácilmente.

    La diferencia crucial al relacionarlo con las personas mayores es que la bronquitis, especialmente si es crónica, puede indicar o exacerbar otras enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC), lo que requiere un manejo y tratamiento especializado. Además, la recuperación en personas mayores puede complicarse debido a la presencia de otras condiciones médicas, lo que hace esencial un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

    Síntomas bronquitis

    Los resfriados en ancianos pueden presentarse con mayores complicaciones que en otros grupos de población y la aparición de mucosidad en los bronquios es una de las más frecuentes. Los bronquios son los tubos que conectan con los pulmones para transportar hasta ellos el aire que inhalamos. Cuando estos se irritan y se inflaman aparecen mucosidades que dificultan la respiración. La presencia de mucosidad en el pecho es uno de los principales síntomas de la bronquitis, una afección común durante los meses de frío.

    Las gripes y catarros también van acompañadas de mucosidad, malestar general, cefaleas, fiebre o debilidad que pueden coincidir con el período de incubación de una bronquitis o bronquiolitis en adultos mayores. No obstante, cuando un simple resfriado se convierte en una enfermedad pulmonar obstructiva se produce un empeoramiento agudo de los síntomas de bronquitis:

    – Dificultad para respirar

    – Molestias en el pecho

    – Tos diurna y nocturna

    – Jadeos y falta de aliento

    – Sibilancias

    – Fiebre superior a los 38ºC

    – Mucosidades coloreadas (verde amarillento), con presencia de sangre en casos graves

    Es importante destacar que, el diagnóstico temprano y la puesta en marcha de un tratamiento evitarán que la bronquitis aguda pueda transformarse en una enfermedad crónica (EPOC) o en afecciones de mayor gravedad como puede ser la neumonía. Por lo que si tienes algún síntoma de bronquitis debes hacérselo saber a tu médico de cabecera para que no se complique la situación, ya que en ocasiones las consecuencias de la bronquitis son nefastas.

    Tipos de bronquitis: Bronquitis aguda y bronquitis crónica

    La principal diferencia entre bronquitis aguda y bronquitis crónica se caracteriza por el tiempo de duración. Siendo la primera de una duración más corta que la segunda. Cuando los problemas de los bronquios se convierten en algo habitual habrá que valorar la posibilidad de que no se trate de un estado pasajero sino de una condición infecciosa de larga duración que deberá ser abordada de otra manera. A continuación describiremos los tipos de bronquitis, que nos podemos encontrar.

    Bronquitis aguda


    La bronquitis aguda se caracteriza por ser un episodio puntual que aparece como consecuencia de lo que comúnmente se conoce como un catarro o una gripe ‘mal curadas’. La infección provocada en las vías respiratorias a través de virus o bacterias que se transmiten por el aire se desarrolla durante la semana posterior a la enfermedad y tiene una duración máxima de 10 días, aunque algunos síntomas de la bronquitis aguda como la tos persistente podrían prolongarse entre dos y tres semanas. Es importante tratarla a tiempo porque una de las consecuencias de la bronquitis mal curada es que se cronifique. Entre las causas de la bronquitis aguda, destacan no solo los virus sino también la exposición a irritantes ambientales que pueden desencadenar los síntomas.

     

    Bronquitis crónica


    Por su parte, la bronquitis crónica es una afección que se prolonga en el tiempo y cuyos síntomas empeoran puntualmente durante los denominados ‘brotes’ de la enfermedad. Se considera que esta condición se ha cronificado cuando el paciente presenta tos con mucosidad al menos tres meses al año y durante un período de dos años consecutivos sin que se haya manifestado ninguna otra causa aparente. En estos casos, los bronquios se encuentran en un estado continuo de irritación, normalmente debido a malos hábitos como el tabaquismo, por lo que son más vulnerables.

    Diferencia entre neumonía y bronquitis

    Vista la diferencia entre bronquitis crónica y bronquitis aguda también es importante mencionar por una parte, la diferencia entre neumonía y bronquitis, y por otra, la diferencia entre bronquitis y bronquiolitis.

    La principal diferencia entre neumonía y bronquitis es que la neumonía es una infección del pulmón, con acumulación de líquido y secreciones infectadas en el alveolo, provocada por bacterias, virus u hongos. En cambio, la bronquitis como hemos mencionado es una infección de los bronquios, generalmente puede ser manejada con cuidados en casa en lo que recomendamos a una persona cuidadora a cargo del adulto mayor y seguimiento médico. 

    ¿La bronquitis es contagiosa?

    Una pregunta frecuente que surge cuando alguien padece bronquitis es: ¿la bronquitis es contagiosa? Dependiendo de cuál sea el origen de la enfermedad, ésta podrá ser o no contagiosa. En el caso de la bronquitis aguda el agente desencadenante es siempre un virus o una bacteria, por lo que el contacto directo con la persona que padece la enfermedad puede derivar en contagio. La bronquitis aguda infecciosa es la más común, mientras que la bacteriana representa apenas un 10% de los casos que se tratan en consulta. En cualquier caso, tanto virus como bacterias se transmiten con facilidad en forma de partículas suspendidas en el aire o de gérmenes que contaminan los objetos que han estado en contacto con la persona infectada, motivo por el que la higiene de las manos resulta fundamental.

    La bronquitis crónica rara vez es contagiosa. Ello se debe a que su origen no es de tipo infeccioso sino irritante. La sobreexposición a ciertos químicos sin la protección adecuada o prácticas poco saludables como la de fumar son las desencadenantes de este tipo de cuadros clínicos. El problema es que el sistema respiratorio de las personas que padecen bronquitis crónica está más debilitado, por lo que corre el riesgo de ser infectado con facilidad por virus y bacterias, en cuyo caso el contagio sería igual que si se tratara de una bronquitis aguda.

    ¿Cómo curar bronquitis? Lo más importante una buena prevención

    Se han identificado numerosos tipos de virus y bacterias que pueden causar infecciones en las vías respiratorias y desencadenar una bronquitis. No en vano, esta afección empieza normalmente con un resfriado o una gripe, por lo que la primera medida de prevención será la de estar atentos a la evolución de los síntomas de estas enfermedades comunes para que posteriormente no tengamos que curar una bronquitis.

    En grupos de riesgo como el de los ancianos es muy recomendable la vacunación antigripal que a su vez servirá como protección frente a eventuales complicaciones que pudieran derivar en una infección de los bronquios. Otras medidas de prevención de la bronquitis durante el curso de un catarro o una gripe incluyen la deshabituación tabáquica, la limpieza a fondo del polvo de las habitaciones, evitar el tránsito por lugares de mucho tráfico y, en general, garantizar una buena calidad del aire en el hogar.

    Cuando la tos persiste durante una semana o más, incluso cuando el resto de síntomas ha desaparecido, o se presenta con esputos amarillentos y fiebre persistente, lo más probable es que se trate de bronquitis. El diagnóstico de un especialista será determinante a la hora de iniciar el tratamiento adecuado y para que te de las pautas de cómo curar la bronquitis.

     ¿Cuánto tarda en curarse una bronquitis?

    La duración de la bronquitis varía dependiendo de su tipo y de la salud general del individuo. Mientras que la bronquitis aguda puede resolverse en unas pocas semanas, la bronquitis crónica requiere manejo a largo plazo. Es imprescindible que un médico evalúe la situación para proporcionar un pronóstico personalizado y el plan de tratamiento más adecuado, incluyendo el posible uso de medicamentos y recomendaciones para el cuidado en casa.

    Tratamiento bronquitis en ancianos

    Generalmente el tratamiento de la bronquitis irá encaminado a aliviar los síntomas y facilitar la respiración. Pero es importante diferenciar el tratamiento bronquitis crónica y el tratamiento de la bronquitis aguda.

    El tratamiento de la bronquitis aguda por lo general es el siguiente:

    Reposo

    – Tomar líquidos de manera abundante

    Inhaladores (Broncodilatadores): Solo en los casos en los que hay una constricción de los bronquios.

    Antibióticos: Solo en los casos de bronquitis aguda de causa bacteriana, que son las menos frecuentes. Por lo tanto, este tipo de tratamiento no se suele utilizar en el anciano.

    Analgésicos-Antitérmicos: Son útiles si hay fiebre y para disminuir el malestar general que puede tener el enfermo.

    En cambio, el tratamiento bronquitis crónica es el siguiente:

    – Terapia de oxigeno

    – Combinación de inhaladores (broncodilatadores) y esteroides inhalados con nebulizador

    – Combinación con algunos puntos del apartado anterior dependiendo del caso

    En cualquier caso, el médico que realice el diagnóstico será el que pautará un tratamiento u otro dependiendo de cada paciente en concreto.

    Recomendaciones para la cura de la bronquitis en ancianos

    El descanso, la hidratación constante y la buena calidad del aire que se respira son tres pilares fundamentales para una pronta recuperación. Es por ello que se recomienda permanecer en casa durante el curso de la enfermedad y mantener una buena higiene para evitar el contagio. En este sentido, los cuidadores de personas mayores con bronquitis deberán prestar especial atención a:

    – La higiene frecuente de las manos

    – Evitar compartir el uso de vasos y otros utensilios personales

    – Tocarse la nariz o la boca con las manos sucias

    – Tocar pañuelos o tejidos empleados por el enfermo (la bronquitis puede propagarse también a través de esas mucosidades)

    – Seguir el calendario de vacunación antigripal como medida de prevención

    A pesar de que algunos síntomas pueden prolongarse durante varias semanas, la bronquitis aguda no es una enfermedad grave cuando se trata a tiempo. No obstante, y sobre todo en pacientes de la tercera edad, cualquier tipo de afección en las vías respiratorias requiere de una mayor atención ya que puede interferir con otros problemas de salud. Los buenos hábitos de higiene y alimentación así como los cuidados domiciliarios adecuados serán el complemento perfecto de cualquier tratamiento.

    ¿Buscas cuidadora para tu familiar mayor?

    ¡Déjanos tus datos y te preparamos un presupuesto en 24 horas!

    Comparte a tus amigos

    14 comentarios

    1. gracias por brindar atencion y consejos sobre la buena salud, en caso mio es o se trata de mi madre anciana 86 años esta con tos con flema y parece q tiene un poco de fiebre o
      por eso busco los buemos consejos sobre salud. por internet.

      1. Hola Bruno, gracias por tu comentario. No obstante, si tu madre tiene fiebre lo más razonable es que la lleves al médico de cabecera. Un saludo.

    2. Hola mi papá de 86 años tiene dificultad para hablar ya que su pecho sumba y se escucha cómo una obstrucción de flema, que me recomienda. Algún tratamiento urgente porfavor

      1. ¡Buenos días Maryorith! Sentimos comunicarte que desde Cuidum no conocemos el caso de tu padre y no podemos darte un diagnóstico. Lo mejor sería acudir a su médico para que le recomiende el mejor tratamiento. Esperamos que todo vaya a mejor, un abrazo!

        1. Hola Roxana, entendemos tu preocupación por la salud de tu madre, especialmente al lidiar con la fibrosis pulmonar y la acumulación de flema. La fibrosis pulmonar puede ser un desafío, y es importante manejar los síntomas de manera efectiva para mantener la calidad de vida de tu madre.

          Respecto a la flema, hay varias estrategias que pueden ayudar:

          – Hidratación adecuada: Asegurarse de que tu madre esté bien hidratada puede ayudar a diluir la flema y facilitar su expulsión.

          – Humidificadores: Utilizar un humidificador en el hogar puede ayudar a mantener los pulmones y las vías respiratorias húmedas, lo que puede aliviar la congestión.

          – Ejercicios respiratorios: Algunos ejercicios respiratorios pueden ser útiles para movilizar y expulsar la flema.

          – Posicionamiento y drenaje postural: Cambiar la posición del cuerpo puede ayudar a drenar la flema de los pulmones.

          Es importante recordar que cada persona es única y lo que funciona para una puede no ser adecuado para otra. Por lo tanto, todas estas recomendaciones deben ser discutidas con el médico de tu madre para asegurarte de que son apropiadas y seguras para su situación particular.

          Por último, cuidar de alguien con una enfermedad crónica puede ser difícil. Asegúrate de buscar también apoyo para ti mismo, ya sea a través de cuidadores o buscando ayuda de otros miembros de la familia.

    3. Tengo 84 años, estoy disfónica, tengo un catarro duro q. No puedo espectorar. Es amárillo, muy poca tos, muy cerrado el pecho. No tengo fiebre

      1. Lamento escuchar que estás pasando por esta situación a los 84 años. La salud es especialmente importante en esta etapa de la vida, y comprendemos lo preocupante que puede ser enfrentar problemas respiratorios, especialmente si se trata de un catarro complicado que dificulta la respiración. Sin embargo, es fundamental que busques atención médica lo antes posible.

    4. tengo una anciana de 88 años con alzheimer ytiene mucha flema y ya se olvido de toser o escupir. que se hace en esos casos para sacar la flema

      1. Hola Deyvids, lidiar con la acumulación de flema en una persona anciana con Alzheimer puede ser un desafío. La enfermedad de Alzheimer puede afectar la capacidad de una persona para realizar funciones motoras y sensoriales básicas.

        Aquí tienes algunas recomendaciones sobre cómo manejar la flema en una persona con Alzheimer:

        Hidratación: Asegúrate de que la persona esté adecuadamente hidratada. Beber líquidos puede ayudar a que la flema se vuelva más delgada y más fácil de eliminar.

        Posición: Coloca a la persona en una posición cómoda y eleva la cabecera de la cama si es posible. Esto puede ayudar a que la flema drene más eficazmente.

        Cuidado Bucal: Asegúrate de mantener una buena higiene bucal en la persona, ya que la acumulación de flema puede aumentar el riesgo de infecciones respiratorias. La limpieza regular de la boca y los dientes es importante.

        Cuidado Paliativo: Si la persona se encuentra en una etapa avanzada de la enfermedad y la acumulación de flema es un síntoma persistente, puedes considerar la atención paliativa.

        Estos servicios se centran en mejorar la comodidad y la calidad de vida de la persona. Recuerda que la atención de una persona con Alzheimer en una etapa avanzada puede ser desafiante, y es esencial trabajar en estrecha colaboración con profesionales de la salud y cuidadores para garantizar el bienestar de la persona y brindar el apoyo adecuado.

      1. Hola Diana, la tos persistente en los adultos mayores puede ser un signo de varias condiciones, como infecciones respiratorias, enfermedades pulmonares crónicas, o incluso problemas cardíacos. Un médico podrá realizar los exámenes necesarios para determinar la causa subyacente y sugerir el tratamiento más adecuado.

        Aquí hay algunas medidas generales que podrían ayudar:

        – Mantenerla hidratada: Asegúrate de que beba suficientes líquidos durante el día. La hidratación puede ayudar a diluir la mucosidad y facilitar la tos.

        – Ambiente húmedo: Un humidificador en la habitación puede aliviar la tos seca y facilitar la respiración.

        – Posición al dormir: Elevar ligeramente la cabeza con almohadas adicionales puede ayudar a reducir la tos nocturna y facilitar la respiración.

        – Evitar irritantes: Mantén el ambiente libre de humo de tabaco, polvo y otros irritantes que puedan agravar la tos.

        – Medicamentos para la tos: Existen medicamentos de venta libre que pueden aliviar la tos, pero es importante consultar con un médico antes de administrar cualquier medicamento, dada la edad y las condiciones de salud de la persona.

        Es crucial recordar que estos consejos son generales y no deben reemplazar el consejo médico profesional. Dada la edad avanzada y los posibles riesgos de complicaciones, la evaluación médica es imprescindible.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar

    vacaciones empleada del hogar Empleador

    ¿Cómo organizar las vacaciones de cuidadoras de personas mayores?

    Los trabajadores incluidos en el sistema especial de empleados de hogar, tienen derecho al disfrute de las vacaciones como cualquier otro trabajador. Así, para revisar …

    Sustituciones de verano para cuidadoras de personas mayores Cuidum

    Sustituciones de verano para cuidadoras de personas mayores

    Durante las vacaciones de verano muchas personas mayores sufren las consecuencias del abandono familiar. Solos en sus hogares o en residencias para ancianos viven desde …

    Percibir una paga por cuidar a un familiar Cuidado de personas mayores

    Percibir una ayuda por cuidar a un familiar

    Se reconoce el derecho a percibir una ayuda por cuidar a un familiar en la conocida Ley de Dependencia,  Ley 39/2006, de 14 de diciembre, …

    nomina empleada del hogar Empleador

    Guía para elaborar una nómina de empleada de hogar

    ¿Tienes contratada a una empleada de hogar? Si es así, lo más seguro es que te surjan varios interrogantes a la hora de cómo realizar …

    recetas de comida triturada Consejos

    Recetas de comida triturada para personas mayores

    Preparar un menú semanal para personas mayores de 80 años puede resultar todo un desafío, especialmente cuando se trata de preparar recetas de comida triturada …

    Necesito persona para cuidar persona mayor Dependencia

    Se necesita cuidadora de personas mayores: ¿Cómo saberlo?

    Se necesita cuidadora de personas mayores: ¿Cómo saberlo?  No temas, en Cuidum vamos a ayudarte a resolver las dudas más comunes. El envejecimiento de la …

    discriminación por edad Cuidado de personas mayores

    Edadismo significado: Discriminación por edad

    En una época que encandila la juventud como un valor primordial, la discriminación por edad se ha convertido en algo habitual. Una situación conocida como …

    Cuidado de personas mayores

    ¿Cómo recuperar masa muscular en la vejez?

    ¿Te preocupa la pérdida de masa muscular a medida que envejeces? No estás solo. A partir de los 50 años, es natural perder entre un …

    fascitis plantar Enfermedades

    Fascitis plantar: Dolor en planta de los pies

    Fascitis plantar que es La fascitis plantar es una condición común que afecta a la fascia plantar, el tejido grueso en la planta del pie. …