«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Pérdida de memoria en personas mayores. ¿Cómo prevenirla?

Cuidados generales

Los problemas de memoria suelen considerarse un síntoma de envejecimiento. Sin embargo, ni son un problema exclusivo de la tercera edad ni se dan siempre a edades avanzadas. Las causas de la pérdida de memoria están condicionadas por diversos factores. Conocer su origen y realizar ejercicios de memoria para adultos ayudará a prevenir que el problema se agrave.

¿Cuáles son las causas de la pérdida de memoria?

Está muy extendida la idea de que la pérdida de memoria es una señal de alerta de demencia, Alzheimer o alguna enfermedad neurodegenerativa. Si bien es cierto que muchas de estas patologías están asociadas a esos lapsus de la mente, los problemas de memoria también pueden responder a otras causas.

  • Cambios bioquímicos del cerebro frente a situaciones de estrés o ansiedad.
  • Déficit de vitamina B1 como consecuencia del abuso del alcohol y las drogas.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Nutrición deficiente y hábitos alimenticios poco saludables.
  • Tumores o lesiones cerebrales.
  • Bajos niveles de serotonina como consecuencia de un estado depresivo.

¿Es normal perder la memoria con la edad?

Los problemas de memoria en edades avanzadas pueden estar advirtiendo del deterioro cognitivo asociado al paso del tiempo. ¿Estás al cuidado de una persona mayor que se olvida del día que es? ¿Un familiar mayor te ha repetido varias veces la misma pregunta? Estos pequeños olvidos y despistes que a veces nos resultan tan cotidianos son algunos síntomas de la pérdida de memoria.

El deterioro cognitivo tiende a acelerarse a medida que nos hacemos mayores. Sin embargo, ya hemos visto que los cambios de memoria que se producen a edades avanzadas no tienen por qué estar asociados a patologías como el alzheimer o la demencia. Las propias variaciones fisiológicas que se producen en el cerebro dificultan su capacidad para procesar, almacenar y recuperar información.

Pero el cerebro tiene también la capacidad de regenerarse. A través de la neurogénesis se producen nuevas neuronas y se recuperan algunas de esas capacidades de retención y recuerdo. Existen muchos modos de potenciar esa neuroregeneración y los ejercicios para la pérdida de memoria son una de las técnicas más efectivas a cualquier edad.

La salud del cerebro en las diferente etapas de la vida

El cerebro está dividido en varias áreas. Cada una de ellas se dedica a controlar determinadas funciones del organismo. Esto es posible gracias a un complicado entramado de conexiones neuronales que transmiten información a través de señales químicas y eléctricas.

A nivel estructural, este esquema es el mismo en todas las etapas de la vida. La única diferencia es que algunas de sus funciones son más notables en determinados momentos. Por ejemplo, durante la infancia la atención sostenida es menor que durante la madurez, un rasgo que se repite en edades avanzadas y que afecta también a la memoria.

Aunque no se trata de un músculo, el cerebro se puede entrenar para que sea más eficiente en el desarrollo de determinadas funciones. Y como la pérdida de memoria no está estrictamente reñida a la edad, es importante cuidar la salud del cerebro a cualquier edad.

La puesta en práctica de estos consejos es la mejor prevención de la pérdida de memoria a cualquier edad:

  1. Dormir bien: el sueño ayuda a consolidar la memoria y favorece al almacenaje de nuevos recuerdos.
  2. Relajarse: con el control del estrés se reduce la producción de cortisol, una hormona que afecta a las funciones cerebrales. La práctica de meditación y de yoga ayuda a reducir los niveles de estrés.
  3. Llevar una buena alimentación: es conveniente reducir el consumo de grasas saturadas y trans, y aumentar el de alimentos antioxidantes como naranjas, tomates o vegetales de hoja verde que reducen la oxidación celular.
  4. Relacionarse: hacer vida social implica algunos retos mentales cotidianos que pasan inadvertidos. Desde recordar una fecha de cumpleaños hasta comentar un libro o una película, la interacción social ayuda a ejercitar la memoria.
  5. Practicar ejercicio: el ejercicio físico elimina el cortisol. Con bajos niveles de cortisol el proceso de neurogénesis se acelera y con ello se produce una recuperación progresiva de la memoria.

Combatir la pérdida de memoria en personas mayores con ejercicios de memoria para adultos

Las actividades de estimulación cognitiva son recomendables para mantener un óptimo rendimiento cerebral, sobre todo a edades avanzadas. Algunos de los ejercicios más comunes para la pérdida de memoria son:

  • Crucigramas: mejoran la percepción espacial y estimulan la memoria. Además son una buena forma de ampliar el vocabulario y las habilidades comunicativas.
  • Sudokus: una interesante alternativa numérica de los crucigramas. Ejercitan la memoria con la dinámica de completar series de números en vertical y horizontal.
  • Puzles: aumentan la concentración, la atención y la capacidad visual. Son además un pasatiempo creativo con el que se trabajan la coordinación y la motricidad.
  • Juegos de naipes: son una forma lúdica de potenciar la memoria. Como existen infinidad de juegos de naipes, siempre es posible encontrar uno que se adapte al nivel de complejidad que puede asumir la persona mayor.
  • Tarjetas de memoria: consiste en hacer asociaciones entre palabras o imágenes que se colocan boca abajo y se van descubriendo poco a poco.

Cuidado de personas mayores: recuperar la memoria trabajando en casa

Los problemas de memoria se aceleran si no se tratan a tiempo. Tampoco ayudan la soledad o la falta de estímulos a lo largo del día. Por este motivo en Cuidum consideramos que el cuidado de personas mayores a domicilio es también una oportunidad para entrenar la mente y recuperar la memoria.

Un cuidador a domicilio puede participar activamente en la promoción de los hábitos y rutinas saludables que ayudarán al adulto mayor a recuperar la memoria. También será quien se mantenga alerta ante los primeros síntomas de pérdida de memoria más graves que requieran de una intervención médica para valorar el alcance del problema.

La pérdida de memoria en personas mayores se puede prevenir. Si bien es cierto que es normal perder la memoria con la edad, también lo es el hecho de que existen técnicas y ejercicios de memoria para adultos que resultan muy efectivos. Pero el éxito de los ejercicios para la pérdida de memoria depende en gran medida de la constancia y la dedicación. Por eso el cuidado de personas mayores a domicilio también se presenta como una alternativa práctica para tratar los problemas de memoria desde la comodidad del propio hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies