Feliz Día de la Madre: Cuando el distanciamiento no es una limitación

Feliz Día de la Madre: Cuando el distanciamiento no es una limitación

A medida que avanza el confinamiento nos vamos dando cuenta de la importancia que tienen en nuestras vidas la comunicación, el afecto y, más que nunca, el contacto humano. En fechas tan señaladas como el Día de la Madre, quienes no tienen la posibilidad de pasar el estado de alarma en compañía de sus seres queridos seguramente echarán de menos las reuniones y comidas familiares propias de esta festividad. Pero la esencia de este día sigue estando latente y el distanciamiento no tiene por qué ser un problema.

Ideas para celebrar el Día de la Madre durante cuarentena

Todas estas semanas sin salir de casa han sacado a relucir la parte más creativa y sensible de todos los hogares. Un mes y medio después de que diera comienzo el confinamiento, podemos mirar hacia atrás con el orgullo de haber sabido sobrellevar estas difíciles circunstancias y hacia adelante con el optimismo de que todo irá a mejor.

Gran parte de que se haya generado esta actitud positiva y esperanzadora en los hogares la tienen las madres. Cuidadoras natas, siempre pendientes de nuestra felicidad, han demostrado una entereza sobrenatural para hacer el día a día más llevadero a toda la familia. ¿Vamos a dejar que el confinamiento limite nuestras opciones de homenajearlas por todo lo grande en su día especial? ¡Ni hablar!

Disfruta del Día de la Madre sin salir de casa

Si tienes la suerte de pasar estas fechas en casa con tu madre o con tu abuela, no tienes por qué prescindir de ninguna de las tradiciones habituales de este día. Lo único que debes hacer es planteártelas de otra manera.

  1. Un desayuno por todo lo grande: disfruta de este día desde primera hora de la mañana. Qué mejor que sorprender a tu madre con un desayuno sorpresa con sus dulces y bebidas favoritas. Bizcochos, tortitas, churros, chocolate, zumos o batido. ¡Un día es un día! Si además se lo llevas directamente a la cama, mejor. Esa sí que es una buena forma de empezar el día.

  2. Encuentra el tesoro: es una actividad sensacional sobre todo si hay niños en casa. Llena la casa de tarjetas con pistas que te conduzcan de una habitación a otra y haz que esta búsqueda os lleve hasta el tesoro final. El verdadero premio de esta actividad es pasar un agradable rato en familia, pero no olvides tener preparada una sorpresa para el final del recorrido. Puede ser desde una golosina hasta una foto divertida que os traiga muy buenos recuerdos.

  3. Regalos hechos con amor: no hace falta salir de compras ni invertir grandes cantidades de dinero para sorprender a una madre en su día especial. Las manualidades han sido siempre un recurso estupendo para hacer un regalo personalizado con un valor sentimental muy superior al de cualquier artículo que puedes comprar en una tienda. Hay infinidad de webs en las que encontrarás tutoriales con las manualidades más originales para este día. Si no has tenido tiempo de hacerlas antes, puedes plantearlas como una actividad conjunta.

Un detalle con abuelas o madres que viven solas

También desde la distancia puedes hacer que este día se sienta de manera muy especial. Por nuestra amplia experiencia en el sector de la asistencia a mayores a domicilio sabemos que son muchas las personas de edad avanzada que se han visto obligadas a pasar solas el confinamiento. Madres y abuelas que por sus circunstancias particulares no van a poder disfrutar de este día especial junto a sus seres queridos. Hoy más que nunca te agradecerán que tengas un detalle cariñoso con ellas.

  1. Videollamada grupal: el smartphone y la tablet son dos herramientas sensacionales para tener un contacto mucho más cercano con esas mamás que se han quedado solas en sus casas. Si no disponen de medios para realizar una videoconferencia, las cuidadoras a domicilio podrán echarles una mano para concertar una videollamada con toda la familia.

  2. Ponerle aroma y color a la jornada: las floristerías continúan trabajando a través de los servicios online. En apenas unos minutos puedes personalizar un estupendo envío de flores acompañado de una bonita tarjeta y un mensaje cariñoso. ¡Seguro que no se lo espera!

  3. Lo mejor está por venir: en estos momentos, el mejor regalo que puedes hacerle a una madre que vive sola en su domicilio es el del optimismo y la esperanza. Graba una canción con sus hijos y nietos, recopila vuestras mejores imágenes para hacer un videomontaje, háblale de las nuevas recetas y habilidades que has aprendido. Tenlo todo listo para ofrecerle un adelanto de lo increíble que va a ser el momento del reencuentro.

En este Día de la Madre regala tiempo

Tener un detalle con las madres este primer domingo de mayo tan particular es la mejor medicina contra la soledad y la apatía. La esencia de este día no está tanto en aspectos tangibles sino en las emociones que podemos transmitir a través de nuestras acciones.

Ninguna madre debería pasar sola un día como este, y mucho menos las personas de edad avanzada. Este es un buen momento para que nos replanteemos cuáles son las necesidades de nuestros seres queridos mayores y lo mucho que la figura de un cuidador o cuidadora a domicilio puede hacer por ellas. Regálales más tiempo en el Día de la Madre, pero haz que se sientan cuidadas y en buena compañía todos los días de su vida.

Momentos excepcionales como el que estamos atravesando actualmente hacen que este Día de la Madre cobre una relevancia especial. ¿Qué te parece si hacemos algo diferente para recordarlo en el futuro? Anímate a recopilar fotos de esas mamás que han sido tan importantes en tu vida y combínalas con fotos de este día para que no se nos olvide nunca el valor de un beso o de un abrazo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0
Visionaria estratégica, amante de la comunicación, del marketing y de las ideas nuevas. Una latinoamericana en suelo europeo preocupada por el presente de nuestros mayores y el futuro de los jóvenes, empujando de a poco el marketing al servicio de la sociedad. Me enorgullece pertenecer a la gran familia de Cuidum, donde he podido direccionar mi brújula hacia el lugar y momento correcto. Este es mi ADN con el que trabajo día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.