«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Sexta ola de coronavirus, ¿cómo afrontarla?

Coronavirus

A pesar de que el escenario no es el mismo que a comienzos de 2020, frente a la sexta ola de coronavirus hay que tener algo claro: seguimos en pandemia. Las nuevas cepas de covid 19, el rápido avance de los contagios y la aparición de otros síntomas están marcando la sexta ola del coronavirus. Para no desandar el largo camino recorrido hasta el momento, es imprescindible mantener las buenas prácticas y no perder de vista el covid en personas mayores.

Nuevas cepas de covid en la sexta ola de la pandemia

Las escasas restricciones durante la Navidad y la pérdida de inmunidad de los vacunados han creado el escenario perfecto para la sexta ola del coronavirus. Nuevas cepas de covid 19 han asumido el papel protagonista en las últimas semanas, elevando de forma descontrolada el número de contagios y volviendo a generar presión en los hospitales y centros de salud.

¿Cómo son las nuevas cepas de covid? Por el mundo circulan actualmente varias cepas de coronavirus. Las primeras detectadas (Alfa, Beta, Gamma…) se caracterizaban por ser algo menos contagiosas pero más agresivas. Pero el virus muta y evoluciona.

A partir de la variante Delta, detectada por primera vez en octubre de 2020, se han identificado otras cepas con una mayor capacidad de propagación, aunque de efectos algo más contenidos. No obstante, todas ellas salvo la variante Lambda y Mu, consideradas “variantes de interés”, han sido catalogadas por la OMS como “variantes preocupantes”.

¿Qué nueva cepa de covid está detrás de la sexta ola de la pandemia?

Una de las nuevas cepas de covid 19 que más inquieta a la comunidad internacional es la Ómicron. Es una mutación altamente contagiosa que, unida a otras circunstancias como los contactos navideños y el relajamiento de las medidas de precaución, ha provocado un importante aumento de casos a nivel mundial.

Uno de los problemas de la variante Ómicron es que su cuadro sintomático difiere del de anteriores cepas, por lo que la población podría tener más dificultades a la hora de identificar los posibles signos del contagio. En líneas generales, los síntomas de Ómicron son:

  • Fatiga
  • Irritación de garganta
  • Congestión/secreción nasal
  • Estornudos
  • Escalofríos
  • Dolores musculares
  • Cefaleas

La sintomatología de esta nueva cepa de covid suele ser más leve que en otras variantes, pero se confunde fácilmente con un resfriado común. Las dificultades respiratorias y la fiebre eran síntomas más evidentes del contagio al principio de la pandemia, pero en esta sexta ola de coronavirus han quedado relegados a un segundo plano.

También es de destacar que la variante Ómicron no está asociada a la pérdida de gusto y olfato. Sin embargo, existen cada vez más evidencias de que esta nueva cepa si podría estar asociada a la ronquera. Muchos pacientes aseguran haber experimentado este síntoma días antes de haber dado positivo en coronavirus.

¿Cómo es el covid en personas mayores vacunadas?

Durante todo el transcurso de la pandemia las personas de edad avanzada o aquellas con patologías previas han sido las más vulnerables al virus. Para afrontar la sexta ola del covid es necesario entender que ni la vacunación ni la inmunidad de grupo están siendo, al menos por el momento, la solución definitiva.

A finales de 2021 el covid volvía a hacer acto de presencia en las residencias de mayores. A pesar de que los residentes ya están vacunados, el regreso de los contagios ha despertado los recuerdos de la tragedia vivida durante la primera etapa de la pandemia.

Con todo, en esta sexta hora del coronavirus el panorama es mucho más alentador: los datos ponen de manifiesto que el covid en personas mayores vacunadas se presenta con síntomas mucho más leves. La mortalidad desciende y también el número de ingresos hospitalarios, pero no hay que obviar que las personas de edad avanzada suelen presentar otras patologías que se pueden ver agravadas por un eventual contagio.

Mantener las precauciones: secuelas del covid en personas mayores

A lo largo de los últimos dos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del virus. A día de hoy se sabe que algunas de las consecuencias de contagiarse no se manifiestan solo durante el transcurso de la enfermedad sino que se prolongan en el tiempo.

Aunque actualmente el covid en personas mayores tiene unos efectos mucho menos agresivos, no se pueden obviar las consecuencias que el contagio podría producir a largo plazo en personas de edad avanzada o con muchas afecciones médicas serias:

  • Problemas de memoria y concentración
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Depresión o ansiedad
  • Complicaciones cardíacas
  • Problemas respiratorios o falta de aire
  • Fatiga
  • Dolores musculares y articulares
  • Palpitaciones y opresión en el pecho

Por todo ello resulta fundamental mantener las precauciones. Así como no conviene generar alarma entre los mayores, tampoco se puede bajar la guardia. Es un proceso de reeducación en el que deben participar tanto las personas mayores como sus familiares y cuidadores con el fin de garantizar un ambiente saludable y seguro para todos.

Cuidados domiciliarios durante la sexta ola de la pandemia

Aunque la gravedad de los contagios parece estar más controlada, hay algo que preocupa especialmente en el sector de los cuidados a personas mayores: el aumento de las bajas de personal en las residencias. Si desde antes de la pandemia los ratios cuidadores/pacientes resultaban en muchos casos insuficientes para ofrecer una atención personalizada y de calidad, el nuevo escenario sanitario ha agravado estas circunstancias.

A lo largo de toda esta situación sanitaria extraordinaria ha quedado demostrado que el lugar más seguro para las personas de edad avanzada es su propia casa. Los cuidados domiciliarios han adquirido mayor protagonismo durante estos dos últimos años y siguen siendo la mejor alternativa para minimizar los riesgos en esta sexta ola del coronavirus. Disponer de un cuidador profesional a domicilio garantiza:

  • Atención individualizada
  • Control de los contactos directos
  • Supervisión constante de las medidas de higiene
  • Mantenimiento de los protocolos sanitarios y de distancia social
  • Seguridad, confort y acompañamiento del adulto mayor

Todo apunta a que la vacunación y las pautas de refuerzo periódicas seguirán siendo la tónica hasta que se logre controlar la pandemia. Lejos de desanimarnos, esta sexta ola de coronoavirus debe plantearse como una nueva oportunidad para afianzar los conocimientos que ya tenemos sobre el virus y plantarle cara de la mejor manera posible.

Desde Cuidum agradecemos el trabajo y la dedicación de nuestro equipo de cuidadores profesionales en los momentos más complicados. Gracias a su entrega y a su predisposición para mantener los ánimos bien altos, entre todos conseguiremos afrontar la sexta ola del covid con la convicción de que estamos en el buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies