Consejos para el cuidado de las personas mayores en invierno

Índice
    Add a header to begin generating the table of contents

    Personas mayores en invierno

    El frío puede ser el peor enemigo para los ancianos y cuidarlos bien es la única forma de eliminar la posibilidad de que estos padezcan enfermedades derivadas de las bajas temperaturas, así que queremos darte algunos consejos para cuidados de personas mayores en invierno y éste no sea sinónimo de peligro para quienes tenemos cerca.

    10 Consejos para prevenir enfermedades por el frío

    Durante el invierno bajan considerablemente las temperaturas, lo que supone un grave riesgo para la salud de las personas mayores. Tanto los familiares como los cuidadores debemos prestar especial atención y velar por el cuidado de los ancianos en invierno, con el fin de prevenir los riesgos para su salud que aumentan durante los meses de mayor frío del año. Entre los cuidados que deben adoptar las personas mayores en invierno para prevenir riesgos para su salud figuran los siguientes:

    Vacunarse contra la gripe estacional

    La gripe o gripe estacional es una enfermedad contagiosa que causa congestión e inflamación de la nariz, la garganta y los pulmones. Entre las personas jóvenes y sanas solo suele ser una molestia pasajera. Sin embargo, los catarros en la tercera edad pueden causar complicaciones graves, provocando una neumonía o una bronquitis, o empeorando una patología previa, derivada de una enfermedad cardíaca, de diabetes o asma, con consecuencias imprevisibles. Las personas mayores de 65 años tienen más probabilidades de sufrir algún tipo de complicación del virus de la gripe, por lo que se deben adoptar los cuidados necesarios en personas mayores en invierno para prevenir la aparición del virus de la gripe. Se recomienda especialmente que las personas mayores de 65 años se pongan la vacuna contra la gripe, sobre todo en el caso de los ancianos que sufren algún tipo de patología, que los hace más vulnerables a sufrir algún tipo de complicación o de tener un alto riesgo de complicaciones en el caso de padecer catarros o resfriados en la tercera edad.

    Lavarse las manos con regularidad

    Entre los cuidados de las personas mayores en invierno es muy importante incluir hábitos de higiene saludables, como lavarse las manos con regularidad. Ello impide la proliferación de gérmenes que pueden desencadenar y propagar multitud de patologías.

    La ropa para la tercera edad en los meses de invierno

    Durante los meses de invierno es muy importante que las personas mayores vayan bien abrigadas, dado que una exposición de los ancianos al frío puede provocar la aparición de resfriados y catarros, de imprevisibles consecuencias. En las personas mayores, un resfriado puede desencadenar complicaciones relacionadas con sus habituales problemas de salud o provocando el desarrollo de nuevas enfermedades. Por ese motivo, es importante cuidar la ropa de las personas mayores en el invierno, proporcionado a los ancianos de nuestra familia un buen abrigo, guantes, gorros, bufandas y zapatos de abrigo que los protejan del frío.

    Evitar el riesgo de caídas o lesiones de personas mayores en invierno

    Los días de lluvia y de nieve suponen un grave riesgo para las personas mayores en invierno , ya que tienen un grave riesgo de caer y resbalar. Hay que tener en cuenta que las caídas en los ancianos suelen causar graves discapacidades graves, como fracturas en las extremidades, lesiones en la cabeza y, en los casos más graves, la muerte. Por ese motivo, es tan importante reducir el riesgo de caídas en personas mayores en invierno, evitando salir al exterior cuando hay lluvia o nieve. En el caso de que no sea posible, hay que procurar que nuestros seres queridos lleven siempre un buen calzado antideslizante con el que puedan evitar el riesgo de sufrir resbalones o caídas. Además, también es aconsejable que las personas mayores en invierno vayan siempre acompañadas si tienen que salir en invierno. De este modo pueden apoyarse en el familiar o cuidador y evitar el riesgo de sufrir una caída o un resbalón.

    Mantener la casa a una temperatura confortable

    Uno de los mejores consejos que podemos darte es el de crear en casa un espacio bien climatizado para impedir que los mayores se sientan incómodos. Procura no tener las ventanas abiertas durante demasiado tiempo y proporciona siempre a los mayores la ropa de abrigo adecuada. Por supuesto, un buen sistema de calefacción se hace fundamental durante los días más fríos del año, aunque no es para nada lo único que puedes hacer para que las enfermedades propiciadas por el frío dejen de ser un problema para el cuidado de ancianos.

    Mantener una buena iluminación en la habitación de los ancianos

    Una buena iluminación, especialmente en la habitación donde la persona mayor pasa la mayor parte del tiempo, ayuda a estimular los mecanismos hormonales que estimulan el buen humor.

    Dar paseos durante las horas de luz y de sol

    Es necesario estimular a nuestros seres queridos para que salgan al exterior, siempre que no haga demasiado frío, en las horas del día en las que todavía hay luz. Esto permite a las personas mayores a permanecer activas y a recibir la luz del sol, que las estimula a nivel físico y mental.

    Cuidar la nutrición de los ancianos durante el invierno

    La nutrición es un aspecto básico para permitir que el cuerpo de las personas mayores en invierno luche contra la pérdida de calorías que provoca el frío. Durante el invierno, se les debe dar una dieta rica en frutas y verduras de temporada. Es preferible hacer comidas ligeras, ricas y equilibradas. Además, se aconseja ingerir bebidas calientes, a base de sopas de verduras, digeribles y saludables, que son una buena fuente de vitaminas. Las comidas equilibradas fortalecen el sistema inmunológico y evitan el riesgo de sufrir enfermedades.

    Adoptar hábitos de vida saludables

    Además de seguir una dieta equilibrada es necesario que las personas mayores en invierno beban suficiente agua a lo largo del día (entre 8 y 10 vasos al día) y se mantengan hidratadas. Se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas o que contengan cafeína ya que, además de no ser saludables, hacen perder la sensación de calor corporal.

    Evitar que nuestro ser querido esté solo

    El frío no solo afecta a la salud física, sino que también puede incidir en la salud mental de las personas mayores, hasta el punto de que puede llegar a deteriorar su capacidad cognitiva. Por ese motivo, es esencial que ayudemos a las personas mayores en invierno a permanecer activas. Uno de los mayores riesgos de los ancianos es la soledad, ya que puede ocasionar una grave dificultad para que se cuiden por sí mismos. Por este motivo, es esencial que nos mantengamos en contacto con nuestros seres queridos y que, en caso de que no podamos hacerlo, contemos con la ayuda y asistencia de un cuidador que, de forma regular y permanente, esté pendiente de nuestro familiar para que pase el frío del invierno de la forma más cálida y placentera y sin riesgo alguno para su salud.

    Sin ir más lejos, puedes crear un plan de actividad física para los mayores que incluya paseos al sol en las horas centrales del día. Con ello el cuerpo de los más mayores estará más activo, pero también su mente, por lo que conseguirás que se liberen de las cadenas en las que muchas veces se convierten los días fríos.

    Si la persona mayor se encuentra bajo la asistencia de un cuidador o cuidadora, recuérdale la importancia de las actividades para que mantengan relaciones sociales activas por muy mal tiempo que haga. La conversación, el compartir actividades y otras prácticas similares no deben dejarse de lado en ningún caso. No olvides que la salud mental está íntimamente relacionada con la física, así que mantener el ánimo de las personas mayores es también una forma de asegurarnos que su organismo no reaccione de forma negativa por el frío de ninguna forma.

    En definitiva, cuidar a los nuestros en invierno es tan importante como fácil de llevar a cabo, y es que los mayores solo necesitan sentirse queridos y bajo los mejores cuidados en un ambiente pensado para ellos para que el invierno sea otra época de la que disfrutar.

    Invierno y coronavirus

    No podemos obviar el hecho de que este invierno está siendo una constante incertidumbre debido a la pandemia del coronavirus. Debemos concienciarnos de que la llegada del frío puede incluso aumentar las posibilidades de contagio por diversas situaciones:

    • Reuniones familiares
    • Socialización en espacios cerrados
    • Vida laboral y escolar en espacios sin ventilar
    • Aglomeraciones por las compras en rebajas y las pasadas Navidades

    Por ello, es muy importante extremar las precauciones y recordar el uso de las mascarillas, el lavado de manos con jabón o gel hidroalcohólico y una buena ventilación, a pesar de las condiciones meteorológicas. Cabe decir que el 80% de las personas infectadas se recuperan sin necesidad de tratamiento, pero las personas mayores y/o con problemas de salud son un sector de especial riesgo.

    Por ello, si estás al cuidado de una persona mayor, en tus momentos de descanso y tus días libres, intenta aislarte al máximo y no tener contacto con otras personas si no es estrictamente necesario.

    ¿Quieres que te llamemos?

    ¡Déjanos tus datos y te asesoramos sin compromiso!

    Comparte a tus amigos

    Facebook
    Twitter
    LinkedIn
    WhatsApp
    Print

    2 comentarios

    1. Muchas gracias por compartir estos consejos para el cuidado de las personas mayores en invierno. Me ha venido genial y me ha gustado mucho, un saludo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    También te puede interesar

    satisfacción Cuidado de personas mayores

    La satisfacción de las familias con CUIDUM

    Conocer tu opinión es fundamental para que en CUIDUM podamos ofrecerte siempre los mejores servicios de cuidados domiciliarios a personas mayores y dependientes. También es …

    beneficios de aprender idiomas Consejos

    Beneficios de aprender idiomas en personas mayores

    Una de las muchas maneras de mantenerse en activo durante la tercera edad es mediante el aprendizaje. Los beneficios de aprender idiomas son notables en cualquier etapa …

    envejecimiento saludable Cuidado de personas mayores

    Campaña Cuidum «Luchadores» por un envejecimiento saludable

    La importancia de permitir a las personas mayores un envejecimiento saludable Los mayores solo quieren seguir viviendo en su hogar y un envejecimiento saludable, como …

    Envejecer en el hogar Cuidado de personas mayores

    Envejecer en el hogar vs residencia de ancianos

    Envejecer implica una serie de cambios en nuestros hábitos y rutinas. La pérdida de determinadas capacidades, las limitaciones en la movilidad física o las necesidades …

    colesterol alto Cuidados generales

    Colesterol alto en las personas mayores

    ¿Qué es el colesterol? El colesterol es una sustancia de carácter cerosa y muy parecida a la grasa, que se encuentra en todas las células del cuerpo. Está …

    día mundial del alzheimer Alzheimer

    ¿Por qué existe el Día Mundial del Alzheimer?

    Este 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer. Tiene como objetivo concienciar acerca de esta enfermedad y de recordar que cada vez se manifiesta en una mayor …

    ictus Cuidados generales

    Ictus : ¿Qué es el Método FAST?

    Se estima que en España se produce un ictus cada seis minutos, representando un aproximado de 120.000 nuevos casos cada año. Y dos de cada tres …

    cuidadora de personas mayores Consejos

    ¿Cómo gestionar el trabajo de una cuidadora de personas mayores?

    Cuando se necesita a una cuidadora de personas mayores en casa, es conveniente mantener una mentalidad abierta y flexible con la cuidadora externa o interna. …

    cuidadora de noches Consejos

    Cuidadora de noches de personas mayores

    Uno de los principales requisitos del cuidado domiciliario es que debe adaptarse a las exigencias de cada hogar. Las diferentes modalidades de asistencia domiciliaria permiten …