Consejos para el cuidado de nuestros mayores en invierno

Consejos para el cuidado de nuestros mayores en invierno

El frío puede ser el peor enemigo para nuestros ancianos y cuidarlos bien es la única forma de eliminar la posibilidad de que estos padezcan enfermedades derivadas de las bajas temperaturas, así que queremos darte algunos consejos para cuidados de personas mayores en invierno y éste no sea sinónimo de peligro para quienes tenemos cerca.

Consejos para prevenir enfermedades por el frío

A nivel físico, las patologías que más pueden verse aumentadas por el frío son las de índole cardiorrespiratorio, y algunas articulares como la artrosis o el reuma, donde sus síntomas pueden agravarse por las bajas temperaturas, considerablemente en la etapa de la vejez.

Uno de los mejores consejos que podemos darte es el de crear en casa un espacio bien climatizado para impedir que los mayores se sientan incómodos. Procura no tener las ventanas abiertas durante demasiado tiempo y proporciona siempre a los mayores la ropa de abrigo adecuada. Por supuesto, un buen sistema de calefacción se hace fundamental durante los días más fríos del año, aunque no es para nada lo único que puedes hacer para que las enfermedades propiciadas por el frío dejen de ser un problema para el cuidado de ancianos.

Estos serían algunos de los cuidados a personas mayores que debemos tomar principalmente en cuenta, y a todos los consejos que te hemos dado anteriormente debes añadir también el mantener una correcta alimentación. El frío expone al organismo a una serie de circunstancias negativas que deben ser previstas en la medida de lo posible. Así, intenta que ese ser querido que tienes cerca consuma alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales. Con ello conseguirás que el fantasma de dolencias como la neumonía o la bronquitis tengan menos probabilidad de aparecer, algo que seguro te agradecerán los mayores a tu cargo.

Vigila el estado mental de los ancianos

El frío no solo produce problemas a nivel físico, la salud mental puede verse resentida en el período invernal, por lo que es necesario mantenerla bajo control. Si proteger de las bajas temperaturas a nivel físico era sencillo, evitar problemas como la depresión o el bajo estado de ánimo, problemas causados por el frío, también lo es.

Sin ir más lejos, puedes crear un plan de actividad física para los mayores que incluya paseos al sol en las horas centrales del día. Con ello el cuerpo de los más mayores estará más activo, pero también su mente, por lo que conseguirás que se liberen de las cadenas en las que muchas veces se convierten los días fríos.

Si la persona mayor se encuentra bajo la asistencia de un cuidador, recuérdale la importancia de las actividades para que mantengan relaciones sociales activas por muy mal tiempo que haga. La conversación, el compartir actividades y otras prácticas similares no deben dejarse de lado en ningún caso. No olvides que la salud mental está íntimamente relacionada con la física, así que mantener el ánimo de nuestros mayores es también una forma de asegurarnos que su organismo no reaccione de forma negativa por el frío de ninguna forma.

En definitiva, cuidar a los nuestros en invierno es tan importante como fácil de llevar a cabo, y es que nuestros ancianos solo necesitan sentirse queridos y bajo los mejores cuidados en un ambiente pensado para ellos para que el invierno sea otra época de la que disfrutar.

Visionaria estratégica, amante de la comunicación, del marketing y de las ideas nuevas. Una latinoamericana en suelo europeo preocupada por el presente de nuestros mayores y el futuro de los jóvenes, empujando de a poco el marketing al servicio de la sociedad. Me enorgullece pertenecer a la gran familia de Cuidum, donde he podido direccionar mi brújula hacia el lugar y momento correcto. Este es mi ADN con el que trabajo día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.