«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

La Neuroinflamación en el Alzheimer

Alzheimer

La neuroinflamación como signo común en los enfermos de Alzheimer

Anteriormente, ya tratamos en este blog algunas iniciativas de investigación para tratar el alzheimer como las vacunas o las técnicas de ultrasonido y por eso hoy os traemos los nuevos avances entorno a la neuroinflamación y sus efectos sobre el alzheimer.

Actualmente, cuando se estudian los signos patológicos que están presentes en el cerebro de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer, se encuentran signos comunes a todos ellos, como la acumulación de la sustancia llamada Beta Amiloide, la formación de ovillos de proteína TAU en el interior de las neuronas, la disminución en el metabolismo de la glucosa y NEUROINFLAMACIÓN.

Es conocido que este ultimo, la neuroinflamación,  juega un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad del alzheimer y a pesar de que muchas investigaciones que la utilizaron como diana terapéutica anteriormente han fracasado, los estudios sobre neuroinflamación en la enfermedad de Alzheimer están creciendo exponencialmente durante los últimos tiempos.

Esto es debido a que ahora se sabe que el sistema inmunitario también se relaciona con la enfermedad de Alzheimer. Dos de las células de este sistema, las microglías y los astrocitos experimentan cambios con el Alzheimer y afectan a la función protectora de estas células que ayudan a limpiar el cerebro de sustancias tóxicas y ocupar el espacio de las neuronas muertas. Así, en cerebros afectados por esta enfermedad, la microglía, lejos de “limpiar” el cerebro comienza a arrojar citoquinas en grandes cantidades, una proteína que regula las funciones de las células que las producen y que constituyen el componente químico de la inflamación.

A causa de estos descubrimientos cada vez son mas las investigaciones relacionadas con colocar el sistema inmunitario en la diana de las terapias contra el Alzheimer. Con el objetivo de reducir las citoquinas con ciertas drogas como la CSP-1103.

En todo caso nos encontramos en un nivel muy básico de conocimiento a este respecto y serán necesarias mas investigaciones sobre los biomarcadores que permitan tratamientos personalizados estudiando qué tipo de paciente se podría beneficiar mas y definir la duración óptima de los tratamientos.

Compañías como CereSpir, Inc. especializada en la búsqueda de tratamientos para las enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer y que está probando en la actualidad la seguridad del fármaco CSP-1103 en personas con deterioro cognitivo leve debido a la enfermedad de Alzheimer abanderan estos nuevos planteamientos terapéuticos basados en la neuroinflamación y en la afectación del sistema inmunitario.

 

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies