«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Mediación: alternativa para resolver conflictos.

Cuidado de personas mayores

Cuidar a personas mayores no es tarea sencilla, como bien sabrás. Ya sea porque eres tu quien se encarga de cuidar a tu familiar mayor, o porque recurres a la contratación de una cuidadora. Y es que, debido a las condiciones especiales de cuidado para el mayor, es normal que surjan conflictos en el camino. Aquí queremos explicarte como la mediación puede servir para llegar a un acuerdo entre las partes.

La figura del mediador en Cuidum 

Un mediador es un profesional con formación y experiencia en la apertura de canales de comunicación entre dos o más partes. Es quien que se mantiene neutral durante todo el proceso de diálogo entre la familia y la cuidadora, y permite que la solución alcanzada sea producto del consenso y la conformidad de las personas implicadas.

Las cualidades que debe reunir un mediador profesional Cuidum en la resolución de eventuales conflictos entre las personas mayores, sus familiares y el cuidador contratado son:

  • Escucha activa: Es la principal función del mediador. Escuchar y tener en cuenta los argumentos de los afectados por el problema. El mediador de Cuidum tiene una sensibilidad especial para entender todos los argumentos y saber matizar entre lo que se dice y lo que se quiere decir.

  • Confidencialidad: La mediación se basa en la confianza y en la libertad de expresar sentimientos u opiniones en un entorno seguro desde el punto de vista de la intimidad.

  • Neutralidad: Su cometido no es el de establecer juicios de valor acerca de lo que está bien o mal, sino de proporcionar las herramientas necesarias para lograr un diálogo equilibrado entre las partes.

  • Clarificación: Los mediadores ofrecen una solución al problema y allanan el terreno para que las partes implicadas sean capaces de alcanzar ese consenso.

¿En qué consisten los servicios de mediación en el cuidado de ancianos?

Fundamentalmente, lo que hace Cuidumempresa de ayuda domiciliaria es poner a disposición de las familias, candidatos que cumplen con sus requerimientos para cuidar al familiar mayor, que se encuentra enfermo, con problemas de movilidad o, simplemente, que precisa de compañía. A partir de ahí, ellos eligen al cuidador o cuidadora más adecuado/a.

Como es humano, en el  día a día se pueden generar malos entendidos en cuanto a la realización de las tareas que el cuidador o cuidadora debe realizar, así como en las relaciones sociales con los familiares o con el mayor, ya que estas presentan una gran complejidad en muchos casos. Este es el momento en el que los mediadores, ante la exposición del problema por parte del cuidador o de la familia, se encargan de actuar para ofrecer una solución.

El mediador no juzga. Simplemente, trata de dar la mejor solución, entablar contacto entre las partes para que lleguen a un acuerdo y continuar con la relación laboral siempre que sea posible.

¿Qué se consigue mediante la mediación familiar?

Es de vital importancia que tanto la cuidadora, como el anciano y su familia estén contentos con la relación que mantienen ya que esto se ve reflejado en el trabajo realizado. Cuando no es así, surge un problema. A través de la mediación familiar es posible corregirlo y volver a mantener una relación saludable.

Por lo tanto, puede decirse que la principal virtud del servicio de mediación familiar Cuidum es que brinda la posibilidad de tener al alcance de la mano un profesional ante cualquier inconveniente que, en todos los casos, vela por el bienestar de las dos partes, no de una sola. Esto ofrece una confianza muy alta tanto al cuidador como a la familia que lo contrata.

¿Cómo funciona el servicio de mediación de Cuidum?

Un servicio de mediación de calidad no se limita a una circunstancia particular. En Cuidum trabajamos la relación entre los cuidadores y las personas mayores a su cuidado desde una perspectiva mucho más amplia. 

El contacto diario con una persona mayor que requiere de atención especial y/o compañía puede suponer un desgaste físico, mental y emocional incluso en las familias más unidas. Los expertos que trabajan en el servicio de mediación de Cuidum parten de la base de que estas circunstancias no son algo excepcional y actúan de manera conciliadora para minimizar sus consecuencias.

Debemos comprobar que la relación laboral entre familia y cuidador/a se está desarrollando de forma satisfactoria. Para ello, periódicamente nuestro equipo de mediadores realizan contactos telefónicos para preguntar cómo va todo y ayudarles en cualquier cuestión que puedan necesitar. 

¿Cómo gestionamos la mediación entre cuidadores y personas dependientes?

En cuanto nos informas de la existencia de alguna desavenencia entre las personas implicadas en el servicio asistencia en el domicilio, nuestro equipo de profesionales se pondrá en marcha para encontrar una solución satisfactoria para todas las partes.

  • Revisamos las particularidades de tu caso para encontrar al interlocutor adecuado. Todos nuestros mediadores son profesionales con amplia experiencia, así como con una sensibilidad especial en el abordaje de conflictos en el ámbito de los cuidados domiciliarios de personas mayores.

  • Un experto en mediación será el encargado de gestionar la comunicación para tu caso. El mediador es consciente de las necesidades e intereses de ambas partes y en base a esto tratará de fomentar un ambiente cordial para la resolución de cualquier problema e inconveniente.
  • Concertamos una o varias llamadas telefónicas para iniciar un proceso de diálogo en el que todas las partes implicadas tengan la oportunidad de exponer sus argumentos. La presencia neutral del mediador ayuda a abordar el conflicto con una actitud más abierta al entendimiento.

  • Realizamos un seguimiento del caso para garantizar una evolución favorable de la solución consensuada. El trabajo de nuestros mediadores no finaliza una vez que ambas partes llegan a un acuerdo. En Cuidum nos preocupamos por que esa buena relación se mantenga durante mucho tiempo. Los contactos telefónicos con ambas partes nos permiten conocer la evolución de la solución para asegurar la calidad asistencial y la felicidad de tu familiar y su cuidador o cuidadora.

En resumen, si tienes a una persona mayor en casa o fuera de ella pero necesita cuidados especiales y compañía y estás pensando en contratar a una cuidadora, una empresa de ayuda domiciliaria como Cuidum, con servicio de mediación familiar, es la opción más acertada. Y es que, de este modo, tendrás la absoluta garantía de que las cuidadoras que vayan a cuidar a tu ser querido tendrán la experiencia y vocación de cuidado necesaria. 

¿Consideras que es necesaria la mediación en una relación laboral entre cuidadora y familia?

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Yo he sido la mediadora y cuidadora familiar de la familia entera pues mi madre nació con una célula celebrar que hoy no hubiera sido problema pero en los años veinte si lo era al final estuvo 38 años de alzahimer y murió con cancer de digestivo genético los otros miembros de mi familia mi suegro después de infinitos infarto le dio un icttus y murió de derrame cerebral y así podría seguir hasta agotar la página y yo siempre en medio poniendo orden en la familia…

    1. Hola Concha, si ,hay situaciones que son complicadas, pero nuestro equipo de psicólogos intentan en cada caso dar lo mejor de ellos mismos para ayudar a ambas partes a solucionar el conflicto que se haya generado. Bajo nuestra experiencia, la mayoría de resultados de mediación han sido positivos. Saludos

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies