Cómo tratar a una persona con cáncer

Cómo tratar a una persona con cáncer

Cómo tratar a una persona con cáncer… ¡Qué difícil!, ¿verdad? El mundo gira desgranando los diversos desafíos cotidianos: cuestiones laborales de menor o mayor importancia, rutinas hogareñas, encuentros con amigos, alguna que otra rencilla doméstica… Todo está bien hasta que, de repente, te enteras de que a alguien muy cercano le han diagnosticado cáncer.

Cuando el cáncer nos toca de cerca

Sin duda, el impacto del anuncio aturde tanto al enfermo como a su familia, amigos o compañeros de trabajo. Pronto llega el momento de enfrentar la realidad y dar una mano a quien, en ese trance, nos necesita más que nunca.

Cómo afrontar esa primera visita, qué decir, de qué forma acompañar

Te ofrecemos una serie de consejos para que puedas brindar tu apoyo al paciente y ayudarle a transitar su enfermedad de la mejor manera:

  • Sé fuerte y prepárate para la primera visita. Verás cómo la persona enferma aprecia este gesto, aunque tal vez no lo exprese con palabras. También tú te sentirás mucho mejor.
  • No pretendas que nada ha sucedido, tanto tú como el paciente saben que las cosas han cambiado. Solo sé tú mismo; no trates de ocultar tus sentimientos y no pienses demasiado qué decir. Deja que tu corazón sea el que conduzca la conversación.
  • No hagas preguntas del tipo de ¿cómo te sientes? La respuesta es difícil, tal vez el paciente no pueda responderla. Más bien deja que él sea quien inicie el diálogo; si notas que no desea hablar, no lo fuerces.
  • Compórtate con tranquilidad. Una sonrisa, una caricia, son más cálidas y reconfortantes que un torbellino de palabras nerviosas. Aunque no conversen demasiado, míralo a los ojos. Hazle saber en tu mirada amiga que estás presente allí para acompañarle.
  • Si aún toda la situación sigue resultándote difícil, no lo ocultes; explícaselo y retírate unos minutos. Evítale al enfermo el tener que consolarte, eso no ayuda.
  • Escucha atentamente tanto sus palabras como sus silencios. Respétalo si entiendes que necesita descansar, pero no lo abandones; quédate a su lado. Comparte alguna actividad que contribuya a entretenerlo: mirar una película, hablar de actualidad, jugar a los naipes.
  • Anima a otras personas para que visiten al paciente. Las visitas oportunas suelen infundir ánimo y vitalidad.
  • En la fase de cuidados paliativos es imposible saber reaccionar bien durante todo el proceso, pero es el momento, sí tienes guardado algo dentro y lo ves oportuno no te lo calles, compártelo, con sensibilidad y tacto.

El especialista en comunicación Stan Goldberg, autor del libro Amar, apoyar y cuidar al paciente con cáncer, aconseja lo siguiente:

  • Evitar la utilización de expresiones del estilo de “batallaremos juntos contra cancer” o “no te preocupes, pronto todo va a estar bien”. Son frases que funcionan bien en el corto plazo pero que, a la larga, pueden volverse en contra.
  • No llevar al paciente información extra sobre su enfermedad, ni sugerirle tratamientos alternativos. Son los médicos quienes deben determinar el protocolo adecuado para su curación.
  • No poner de manifiesto los cambios físicos en la persona como si se tratasen de una ventaja, o como si pudieran ser tomados en broma.
  • No generar culpa en el paciente dando a entender que su estilo de vida tuvo algo que ver con la aparición del cáncer.
  • No preguntarle sobre cuál es su pronóstico. Si sale el tema, bien; podrán hablarlo. No lo interrumpas al expresarse. Si se quiebra o llora, acompáñalo en su descarga sin pedirle que se detenga. Ser prudente y respetuoso es una máxima.
  • Jamás minimizar el estado del enfermo diciéndole que podría haber sido peor. Comportarse con empatía es la mejor forma de ayuda.
  • No retarlo a mostrarse esperanzado, solo brindarle apoyo y compañía con palabras positivas pronunciadas desde el alma, y no desde un excesivo optimismo.

Cambiemos la sociedad y cuidemos de nuestros mayores igual que cuidamos de nuestros pequeños. El día de mañana si tengo la suerte de envejecer deseo hacerlo manteniendo todo lo que construyo hoy, mi familia, mi hogar, mis amistades, mis aficiones... Trabajo en Cuidum para aportar mi granito de arena a la sociedad y no tener que preocuparme el día de mañana de perder parte o todo lo que con tanto esfuerzo me ha costado lograr.

10 comentarios

  1. Mario chavez Marín says:

    Buen día quisiera que me ayudarán a poder cuidar y sobrellevar a una persona que tiene cáncer que es mi esposa.. Tengo 5 años que le detectaron es enfermedad y mi vida cambio mucho.. Es como un infierno porque es la que más me odia y es triste para mi y mi familia

    • David Vidal David Vidal says:

      Hola Mario, por desgracia conozco muy de cerca el cáncer y lo primero decirte que siento mucho que estéis pasando por esta complicada situación. En México no trabajamos, con lo que desgraciadamente no podemos ayudarte desde España. Mucha fuerza.

  2. Juan says:

    A toda persona que esta enferma de lo que sea, y mas si se trata de un cáncer hay que comprenderla, escucharla y hablarle con cariño juega un papel muy importante sus emociones, su estado de animo y vivimos en un mundo donde cada vez la sociedad se hace más liquida e invisible

  3. Martha Lucia says:

    Mi madre falleció debido a un cáncer, no pude estar con ella y sin embargo eh cuidado de una persona que también lo padeció y en mi entorno hay muchas que lo padecen asi que me gustaria compartirles este artículo

  4. Rocio says:

    Muy interesante el articulo . yo he cuidado a una persona que padecía cáncer y estoy muy de acuerdo con lo que he leído en este articulo
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.