Un futuro “amigable con las personas mayores”

Un futuro “amigable con las personas mayores”
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un futuro “amigable con las personas mayores” es inevitable. El envejecimiento global, junto con el cambio climático, puede ser el gran desafío de este siglo

Uso nuevos graffiteros, con latas de pintura de aerosol verde, está vagando por las calles de Manchester, pero no están etiquetando las paredes. En cambio, las “abuelas de graffiti” marcan todos los agujeros en la acera que podrían hacerlas tropezar, desafiando al ayuntamiento a que traiga los adoquines. Y es que Un futuro “amigable con las personas mayores” es inevitable.

Como actores en un movimiento cada vez más “amigable con la edad”, son parte de una revolución en las formas en que las ciudades se están adaptando a sus poblaciones que envejecen rápidamente.

En los Países Bajos, Harry TerBraak no va a adaptarse a los estereotipos de la edad. Tiene 90 años, es residente de una casa de reposo de una pequeña ciudad que también alberga estudiantes que buscan una habitación libre de alquiler, y no pestañea al ser recibido como “tío” con un puño cerrado por sus compañeros más jóvenes. En un experimento intergeneracional que adquiere tracción, los jóvenes y los ancianos aprenden unos de otros, recreando un nuevo modo de vida.

Los cambios demográficos en curso en todo el mundo son sin precedentes. Expertos como Paul Irving, presidente del Centro para el Futuro del Envejecimiento en el Milken Institute de California, dicen que las líneas de tendencia se asemejan a un palo de hockey: los tiempos de vida fueron planos a lo largo de la historia humana hasta que dispararon directamente en el siglo pasado.

El envejecimiento global, junto con el cambio climático, puede ser el gran desafío de este siglo Click Para Twittear

Para el 2020, por primera vez, habrá más gente en la tierra de 60 años o más que personas de menos de 5 años. A mediados del siglo XXI, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 2.000 millones de personas – el 22% de la población mundial – serán de 60 o más años, siendo de 900 millones hoy.

En casi todos los países del mundo, las edades medias están aumentando rápidamente, presionando a los ayuntamientos, los sistemas de salud y las economías nacionales. Japón, donde el 33 por ciento de la población ya tiene más de 60 años, es la nación más envejecida del mundo, mientras que Europa y Estados Unidos están alcanzando rápidamente.

Sin embargo, es en los países en desarrollo, desde Chile, China hasta Irán, donde las tasas de envejecimiento son las más rápidas hoy en día, a menudo añadiendo una nueva dimensión a los conflictos sociales existentes ya la pobreza.

“El envejecimiento global, junto con el cambio climático, puede ser el gran desafío de este siglo”, dice Irving. “A menos que se cambien las políticas, prácticas, normas y la cultura, tenemos un tremendo problema, y ​​si se cambian tenemos una oportunidad notable”.

La clave del futuro, dice, es el “envejecimiento intencional” que permite a las personas mayores ser los agentes del cambio. “El envejecimiento voluntario reconoce que las personas que envejecen con propósito, sentido, dirección y deseo de contribuir, no sólo ayudan a los demás, sino que también se ayudan a sí mismos”.

Las ciudades están en el frente de estos cambios, mientras la gente en todo el mundo huye del campo. En las naciones más ricas del mundo, las poblaciones mayores se están expandiendo hoy más rápidamente en las ciudades que en cualquier otro lugar, con las metrópolis que ya albergan el 43.2 por ciento de los mayores de 65 años.

Eso llevó a la OMS a lanzar en 2010 una red de ciudades “amigas de los mayores” con una docena de afiliados; Desde entonces alrededor de 320 comunidades se han inscrito para repensar sus diseños urbanos y entornos sociales.

“En todo el mundo las poblaciones están envejeciendo, hay más gente viviendo en las ciudades, y éstas van acompañadas de otros cambios demográficos: aumento de las mujeres en la fuerza de trabajo, migración hacia las ciudades y, por lo tanto, niños que viven alejados de sus padres. Todos estos cambios demográficos tienen enormes implicaciones para las ciudades y las comunidades “, dice Alana Oficial, asesor de salud de la OMS.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Fisioterapeuta, enfermero, Presidente de la Asociación de Fisioterapeutas para el Envejecimiento Activo y Profesor Asociado en la Universidad de Valencia. Tiene experiencia trabajando como cuidador en hospitales, residencias y es una persona muy relacionada en el ámbito socio-sanitario. Humanista y empatico son las facetas que mejor identifican a Juanjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *