Trabajo Social al servicio de las personas mayores

Trabajo Social al servicio de las personas mayores

Día Mundial del Trabajo Social

Hoy más que nunca queremos conmemorar la gran labor realizada por los profesionales del sector del Trabajo Social. Una fecha implantada en el 2008 por parte de la totalidad de los miembros constituyentes de la Federación Internacional de Trabajadores Sociales. En sustitución de la antigua fecha de conmemoración de esta actividad profesional, coincidente en Europa con la dedicada a los Derechos Humanos, este acontecimiento supone un reconocimiento activo y una puesta en valor de la importancia innegable que este trabajo tiene para la sociedad en general y sobre todo para los grupos más vulnerables que la conforman. 

El objetivo de la celebración no es baladí puesto que se trata de una manera de dar a conocer la actividad de los trabajadores y trabajadoras sociales y de reconocer los beneficios que aportan a la sociedad con su intervención y su esfuerzo cotidiano. Se trata sin duda de un empleo de carácter vocacional que requiere una gran fuerza de ánimo, así como una capacidad empática muy elevada. Con una fuerte presencia en multitud de instituciones y una aportación de incalculable valor para la mejora de las condiciones de vida de muchas personas, no siempre se ve reconocido su esfuerzo siendo por tanto muy positiva la instauración de la celebración de este día en su nombre.

Trabajo Social: Su importancia en las relaciones humanas

La temática planteada para la celebración del Día Mundial del Trabajo Social en este 2020 se centra en la relación entre individuos y la influencia positiva que esta tiene a la hora de crecer como sociedad. Buscando siempre un futuro más sólido y fomentando un entorno social más favorable para todos los grupos de personas.

Con este compromiso, las grandes organizaciones (La Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social, la Federación Internacional de Trabajadores Sociales y el Consejo Internacional de Bienestar Social) pretenden conseguir un mayor compromiso por parte de las instituciones internacionales, nacionales y locales para favorecer el incremento o mejora de los servicios sociales.

Trabajo Social y la tercera edad

De una forma muy específica, el trabajador y la trabajadora social encuentra un área de trabajo muy reconocible en el ámbito de la tercera edad. Como inicio de su trabajo, el trabajador social crea una base para la construcción de la metodología más adecuada a cada caso particular. Una metodología basada en el estudio de las necesidades específicas del anciano y de las circunstancias que lo rodean tanto a nivel emocional como de salud y en el ámbito familiar.

A partir de aquí, el profesional desarrolla una serie de funciones directa e indirectamente relacionadas con la persona a la que atiende. Una de de las más importantes de todas estas funciones es la que tiene un carácter preventivo ya que permite la detección de los potenciales problemas sociales que pueda sufrir la persona mayor antes de que tengan lugar. 

Por otro lado, el/la trabajador/a social será una figura fundamental para incentivar a la persona mayor participar en diversas actividades que tengan lugar en su entorno social, así como para animarlos a formar parte de grupos tales como terapias que puedan aportarles cualquier tipo de beneficio psíquico, emocional y/o físico. Como también, se encargan de potenciar la mejora de los recursos comunitarios para la prevención de problemas de carácter social, así como para su efectiva resolución.

En la relación de un/a trabajador/a social con las personas mayores siempre existe un componente social y otro de salud. Esto es debido a la particular situación que a menudo aqueja a estas personas las cuales, debido a su avanzada edad, suelen requerir de la asistencia profesional de personas preparadas para ello.

No hay que olvidar la labor que estos trabajadores realizan también con las familias de los mayores. Dando su apoyo, ofreciendo información útil, aconsejando o incentivando la mejor forma de relación. Se trata por tanto de una intervención de carácter interdisciplinar que se encamina desde diferentes frentes hacia la mejora de la calidad de vida de las personas de edad avanzada y para apoyar a sus familiares a que participen de la forma más adecuada.

Sin embargo, a pesar de la gran importancia que esta profesión ha demostrado tener para la mejora de las condiciones de vida de las personas mayores, entre otros sectores de la población, no siempre se ve reconocida como debiera. Por ello, en Cuidum queremos aportar nuestro granito de arena y dar visibilidad de su gran labor a través del Día Mundial del Trabajo Social para que los profesionales del sector puedan disfrutar de cierta puesta en valor y conseguir alzar la voz en busca de constantes mejoras en su ámbito de actuación.

Especialista en envejecimiento y cuidado domiciliario. Siempre al día de las últimas tendencias sobre envejecimiento y esperanza de vida de la sociedad, para poder ofrecer la mejor información y asesoramiento familiar a nuestros usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.