Solicita ayuda domiciliaria para cuidar a tus mayores, ellos lo agradecerán

Solicita ayuda domiciliaria para cuidar a tus mayores, ellos lo agradecerán

Un servicio de ayuda domiciliaria como el que ofrece Cuidum puede convertirse con toda seguridad en una fuente de alegrías tanto para las personas mayores que lo necesitan como para todos aquellos familiares y allegados que solamente buscan el bienestar de sus seres queridos. Así, es importante tener en cuenta algunas ventajas de un trabajo pensado para hacer la vida más fácil.

Las ventajas de envejecer en casa

Puede parecer una obviedad, pero una de las principales ventajas de la ayuda domiciliaria es que se produce en la misma casa de la persona que necesita los cuidados. Las personas mayores suelen tener fuertes vínculos sentimentales con su hogar, ya que es el lugar en el que han vivido buena parte de sus momentos más felices.

Así, recibir el tratamiento que necesiten y sentirse acompañados en casa por un profesional experto en su cuidado es algo que les permitirá seguir disfrutando de un entorno en el que se sienten seguros. Esto queda especialmente patente con personas que han empezado a sufrir algún tipo de deterioro cognitivo, ya que son las que más pueden acusar un traslado o cambio de entorno.

Es fundamental tener en cuenta que la alegría, la autoestima y las ganas de vivir son fundamentales para las personas mayores. Muchas sienten que pierden buena parte de su autonomía en cuanto abandonan su residencia habitual, por lo que es una buena opción la de ofrecerles el cuidado que necesitan en el espacio que siempre han considerado como su casa.

Por otro lado, el recibir ayuda en casa ofrece otras ventajas. Por ejemplo, el personal encargado de ofrecer la ayuda creará una serie de rutinas que se desarrollarán en la tranquilidad del hogar. Estas rutinas son necesarias para que una persona mayor pueda desenvolverse con mayor eficacia, algo que sin duda alguna reforzará su bienestar y mejorará notablemente su salud.

Solicita ayuda domiciliaria para cuidar a tus mayores, ellos lo agradecerán

La ayuda domiciliaria también suele ser fuente de una relación más directa entre el cuidador y la persona cuidada. Nuestros mayores necesitan sentirse cómodos y disfrutar de un trato lo más cercano posible. Pese a que esto también se consigue en residencias o centros de otro tipo, es la ayuda en casa la que lo garantiza de una forma más plena.

Como es evidente, con este tipo de cuidado a domicilio también es normal buscar que la salud de los cuidados mejore, algo que sucede sin ningún tipo de duda. El trato directo suele ser una gran forma de crear tratamientos ajustados a las necesidades del paciente, mientras que el recibir los cuidados en casa es algo que refuerza sus beneficios notablemente.

La tecnología puede ser nuestra aliada

Además, con las nuevas tecnologías es posible crear un espacio seguro en el mismo domicilio de la persona que hay que cuidar. Se puede contar con accesorios como teleasistencia y monitorización que nos permite disponer de un botón para apretar en caso de emergencia y una monitorización constante de nuestra persona mayor que a través de unos sensores sabemos en qué parte de la casa está, cuánto tiempo pasa en casa lugar de la casa y recibimos alertas en caso de que se caiga.

El sistema de teleasistencia y monitorización que ofrece Cuidum nos aporta también de forma muy visual información acerca de la calidad de vida de nuestros mayores.

Con todo, también es importante señalar que este tipo de tratamientos suele tener una capacidad de adaptarse a la persona que no ofrecen otras opciones. La libertad de horarios o la posibilidad de salir y entrar cuando lo deseen es algo que las personas mayores se han ganado con creces. La ayuda domiciliaria es la que garantiza este nivel de libertad para que nuestros mayores sigan disfrutando de sus jornadas del modo que mejor les parezca.

En definitiva, la ayuda en el domicilio es fuente de tranquilidad para los más allegados y de alegría, felicidad y libertad para las personas que necesitan cualquier tipo de cuidado. Con todo ello se consigue que la sonrisa nunca se borre de la cara de los seres que más queremos.

Tagged , , .

Cambiemos la sociedad y cuidemos de nuestros mayores igual que cuidamos de nuestros pequeños. El día de mañana si tengo la suerte de envejecer deseo hacerlo manteniendo todo lo que construyo hoy, mi familia, mi hogar, mis amistades, mis aficiones... Trabajo en Cuidum para aportar mi granito de arena a la sociedad y no tener que preocuparme el día de mañana de perder parte o todo lo que con tanto esfuerzo me ha costado lograr.

3 comentarios

  1. Arancha says:

    Hola
    Quiero informacion para cuidar a una persona mayor dd 86 años por horas, actualmente es imdependiente pero empieza a necesitar ayuda
    Seria 3 horas por la mañana dd lunes a sabado pAra ayudarla con la limpieza hacer compra ir medico preparar comida y una hora por la tarde a las 7 u 8 para sacarle perro y darle dd cenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *