¿Por qué cuidar es cansado?

¿Por qué cuidar es cansado?

¿Por qué es tan cansado cuidar a personas dependientes?

Además del esfuerzo físico que puedan demandar ciertos cuidados, como los cambios de postura o ayudar a la persona a vestirse y desvestirse, a menudo el cuidador experimenta una sensación de agotamiento mental. Es importante que el cuidador pueda detectar a tiempo los síntomas de cansancio extremo, para que la situación no derive en el denominado sindrome del cuidador quemado o burnout. A continuación, veremos qué aspectos del cuidado de personas dependientes provocan más cansancio y algunos consejos para combatirlos.

¿Qué aspectos de los cuidados producen más cansancio?

Aunque el cansancio no tiene por qué ser sinónimo de burnout, pueden tener algunos puntos en común. Como en el caso del sindrome del cuidador quemado, cuidar es cansado y afecta de manera especial a quienes ejercen de cuidador principal, sobre todo cuando se trata de cuidadores no profesionales y con un fuerte vínculo emocional con la persona a la que cuidan.

A menudo, estos cuidadores familiares se ven en la necesidad de cuidar a sus mayores o familiares enfermos de forma totalmente inesperada. Además de no estar preparados para hacer frente a una situación difícil de asimilar, ven como la dependencia de estas personas transforma su día a día por completo de la noche a la mañana.

Como consecuencia, se van agotando poco a poco, tanto física como psicológicamente. La persona dependiente requiere de cuidados las 24 horas del día: alimentación, medicación, higiene, visitas al médico… la lista es interminable. Esto hace que el cuidador, progresivamente, le dedique cada vez más tiempo a esta persona y menos a sí mismo, lo que termina por afectar a su salud y a su estado de ánimo. En otras palabras, el cuidador se siente agotado.

El cuidador sufre síntomas físicos, psicológicos y relacionales. Cuidar es cansado y no es raro que presente alteraciones del sueño o la alimentación, así como un consumo excesivo de tabaco, café o medicamentos. En el plano emocional, el cuidador presenta súbitos cambios de humor, se irrita con facilidad y a menudo se muestra triste o excesivamente preocupado. También es frecuente que tenga sentimientos de frustración o de culpabilidad, lo que le genera gran ansiedad. En lo social, estos cuidadores suelen estar bastante aislados, ya que los cuidados ocupan todo su tiempo. Si, además, tienen que compaginar los cuidados con un empleo fuera de casa, pueden llegar al agotamiento.

¿Qué se puede hacer para combatir el cansancio?

  1. Para empezar, el cuidador debe fomentar la autonomía de la persona a la que y aprender a decir que no cuando le pide algo poco razonable.
  2. También debe delegar en otros miembros de la familia o contratar a un cuidador profesional algunas horas para poder dedicarse tiempo a sí mismo, si es necesario a través de las ayudas públicas disponibles.
  3. Por último, el cuidador debe hacer lo posible por no aislarse. Debe tratar de seguir haciendo las actividades que le gustan, hacer ejercicio, salir con amigos y compartir sus preocupaciones con otras personas en su misma situación.

Siguiendo estas pautas, es más probable que el cuidador no sienta que cuidar es cansado, constribuyendo a mejorar su relación con la persona dependiente y el resto de la familia.

8 comentarios

  1. Mara says:

    Hola yo he vivido con mi madre por periodos , se quedo viuda con patrimonio, hijos menores, alquileres, y empecé a ayudarla. Los hermanos tb, pero ellos hacian más sus vidas, yo era joven y me sentia capaz, me apuraba su poca formacion.tuvo tb gente q se aprovechó, y poco cpnsejo. Y en cierta manera se acostumbro a q estuviesemos ahí, sobretodo yo. Estuve un tiempo en Inglaterra y no me fue bien. Al final volví, y antes pausaba algp màs mi vida entre ella, sus cosas, mi trabajo, alguna relacion, ayudar a algun hermano con niños..Pero llego un momento q me vi sobrecargada, cuidando una anciana dificil y dependiente por las mañanas y algunas noches, niños de tarde, y conviviendo con mi madre que cada vez se aislaba mas del mundo, amigas, familia, y más carga para mi. Empiezo otra lucha, q comiese mejor, hiciera algo de ejercicio, me ayudase con la casa..Entendiera que yo necesitaba descansar, desconectar..luego discusiones por diferencias de opinion, de q no desea ser contrariada..en fin es fustrante poder ser util y oida con extraños. Y q tu propia madre no ponga un minimo de su parte ni para su media salud ni para mi. Y me enrado conmigo midma, estoy igual q la otra señora, la familia esta a ratos, para ayudarles, si, pero para mi poco, o apoyarme en que ella debería cuidarse màs o va a un deterioro peor q me va a caer a mi tb. Me genera angustia irme y quedarme, y ahora q tengo menos trabajo, mas se relaja y todo lo hago yo. No deseo discutir todo el rato, me puse con ejercicio, inicie la menopausia, e intento sacar tiempo de donde puedo. Me siento mas cansada mentalmente q fisica, y leo sobre el tema. Intento hacerme entender, y no quito q todos tengan trabajo y familia. Pero ella y sus problemas me lo como solita, practicamente, llevamos años invitandolos a comer con sus familias, y ahora q la economia es reducida, no digo de no invitarlos a veces sino apenas veo sobrinos..No veo el mismo estimulo en cuñadas, es penoso, como puede ser la gente tan egoista hoy en dia. Incluso me he sentido en charlas como una boba porque he perdido mucho tiempo pendiente de mi madre y sus cosas..No se dan cuenta aun q mi madre sola no era resolutiva, para algunas si tenia caracter para otras no.ni se informaba debidamente o no sabia en quien confiar, q es otra. Creo q en la vida experiencias hay muchas. Yo pude irme y poner limites, cierto. Pero creo q de una forma equilibrada se puede estar, ayudar, ser familia, tener valores, pero aunque duela hay q poner limites , no te puedes clonar. Y yo no cedo en q deje el tabaco, coma sano, y se mueva algo, por ella y por mi. Es una pequeña lucha. Animo a todos los cuidadores comprendidos y no.

    • Vanessa Vargas Vanessa Vargas says:

      Hola Mara:

      Un saludo de parte quienes conformamos Cuidum. Sin duda alguna, el haber leído tu comentario me hace comprender de mejor manera, el exhausto pero a la vez gratificante trabajo que realizan los cuidadores como tu, que dedican su día a día al cuidado de una persona mayor, dependiente y mucho más cuando hablamos del cuidado de un familiar tan cercano e importante como nuestros padres. Primeramente, me gustaría recomendarte leas este artículo que publicamos: https://www.cuidum.com/blog/por-que-cuidar-es-tan-cansado/, considerando la difícil situación a la que te estás enfrentando creo que te vendría muy bien leerlo. Por otra parte, no está de más aplaudir el cuidado que realizas con tu madre, que a pesar que su comportamiento se torne complicado, ella estará agradecida por lo que haces por ella, aunque resulte difícil de manejar.

      Finalmente, son nuestros padres, y queremos devolverles todo el cariño y cuidado que han hecho por nosotros también. Pero claro, a pesar de que se trate de un ser querido, deberás empezar a poner límites como también a delegar responsabilidades para que todo el cuidado no recaiga en tí. Y sobre todo cuidar de ti, si no cuidas de ti mismo, pues será complicado que cuides de ella. Adicional al ejercicio que me parece una idea muy buena , puedo sugerirte, que intentes buscar ayuda profesional, que te guíe durante este proceso y te ayude a direccionar correctamente tus preocupaciones para que no te afecten psiclógicamente. Como tu lo indicabas, el cansancio no solo es físico sino mental, por lo que podremos cuidar de nuestro cuerpo y alimentación, pero si no cuidamos nuestra mente, repercute externamente en todo nuestro entorno. También puedes empezar a buscar opciones para el cuidado de tu madre que te ayude a minorizar las tareas para su cuidado, sin tener que alejarla de su entorno. Contamos con el servicio de cuidado a domicilio, puedes revisar primero nuestra web http://www.cuidum.com, y si te interesa empezar con algún cuidado por horas semanales, que te sirva de apoyo en la tarea de cuidado, podemos guiarte con varias opciones.

      Te mando muchas fuerzas y ánimos!

  2. karen guerrero says:

    Muy buen artículo. Yo soy cuidadora profesional e igual afecta porqué uno se esmera en qué el paciente y su entorno esté lo mejor posible. En lo personal uno tiene dos pacientes: el paciente y la familia. Muchas veces los ayuda mucho contar no sólo con la presencia de uno ahí sino qué hablan por lo qué pasan y se debe estar atento para dar ése apoyo no sólo con el paciente. Sale uno muy desgastado pero a la vez con satisfacción de ayudar y dar un servicio de bienestar y cuidado. Yo aprendo mucho de mis pacientes. Y aunque no debe ser me involucro y les tomo cariño. Es inevitable no tenerlos presentes en la mente cuando uno no está con ellos. Sin duda tengo burnout en algún grado. Pero reitero: saber qué dejé confortable y q gusto a mi paciente y familia llena y levanta el ánimo.

  3. Roslinda says:

    Hace 10 años o más he estado como cuidadora principal o muy cercana, justamente se destroza la familia y no es comprendido este cuid.de la familia,pero sucede aún peor para el caso del cuidador contratado si se trata de enfermedades mentales,el 90% de los familiares descargan cada uno de sus problemas y el cuidador es también el que hace limpieza general y carga todo el día con la casa pero también la noche de insomnio con el cuidado.La mejor idea de la familia es que el cuidador cambie su sueño para cuando el enfermo se lo permita.Creo que el cuidador contratado es un profesional con un horario para el trabajo y para sus necesidades vitales como persona,cuando el paciente no duerme, requiere e tonces de otro cuidador nocturno, no el mismo que ha sido atado más de 10 ó 12 horas ese día, realmente es agotador pero si eres verdaderamente profesional, puedes ayudatucho y cuidarte como cuidador,por suerte puedes influir a esa comprensión por parte del resto de la familia o abandonar a tiempo,el artículo de Cuidum está magnífico foco y debemos estudiar cada situación,los resultados del estudio,la paciencia y el amor al prójimo en general harán Excelente nuestro trabajo y relaciones familiares y laborales.Gracias por su atención.

  4. Concha Company says:

    Excelente articulo y asi deberia de ser.
    Sin embargo la realidad es bien diferente por disgracia .
    Comence cuidando de mi padre hasta el ultimo suspiro de su vida y te aseguro que nunca tuve flaqueza mientras lo hacia . Intente delegar pequenas cosas en mi hermanos y no lo consegui.Parecia que yo tenia la obligacion de hacerlo por el simple hecho de ser mujer . Hoy no me arrepiento de nada y ojala continuara haciendolo .
    Cuando todo termino, me vine abajo y lo pase muy pero que muy mal . Parecia que una apisonadora me hubiera pasado por encima.
    Por otra parte y desde mi profesionalidad, he tenido que abandonar mi ultimo trabajo por no saber decir : NO.
    Desde luego he aprendido la leccion y encima que te vas con una mano delante y otra detras, despues de haberme dejado la piel, parece que la culpable eres tu .
    Los primeros dias tuve ese sentido de culpabilidad, porque yo los he abandonado .
    Pues va ser que No.
    Ahora pienso justamente lo contrario y los que tienen que tener ese sentido de culpabilidad es la familia por haberme delegado tantas funciones.
    Con todo esto quiero decir que cuando cuidas a una persona dependiente como profesional, se van creando muchos vinculos y llega un momento que tienes que irte porque tu carga e emocional es tan fuerte que puede acabar con tu vida normal fuera del trabajo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.