«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar: Heroínas invisibles

Cuidados generales

El 30 de marzo es el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, de heroínas invisibles que trabajan con entrega y dedicación ante esta crisis sanitaria que atraviesa la sociedad debido al coronavirus. Y un día como hoy, nos unimos y mostramos todo nuestro apoyo a este colectivo que continúa luchando por la protección de sus derechos.

El colectivo de empleadas del hogar se encuentra integrado por unas 600.000 personas aproximadamente, pero más allá de lo llamativas que puedan resultar estas cifras estadísticas, corresponden al grupo de las grandes olvidadas. 

Únete a la reivindicación de mejoras y celebra la jornada con alguna muestra de agradecimiento personal hacia estas increíbles luchadoras.

Más del 90% de las trabajadoras del hogar son mujeres

Históricamente, las cifras del Sistema Especial de Empleados de Hogar nos indican que más del 90% son mujeres, por lo que nos encontramos con una doble problemática: la del estatus económico y la de género. Durante el primer Congreso de Trabajadoras del Hogar celebrado en Bogotá (Colombia) el 30 de marzo 1988, no solo se consiguió asentar las bases del que acabaría convirtiéndose en el día internacional sino también fue de gran utilidad para abordar algunas de las necesidades más inmediatas sobre su reconocimiento de derechos. 

Sin embargo, el porcentaje de mujeres que trabajan cuidando a personas mayores no ha disminuido y debemos preguntarnos por qué no ha cambiado el porcentaje de mujeres frente a los hombres cuidadores y qué podemos hacer la ciudadanía y las Instituciones para cambiarlo.

¿Cuáles son los derechos que reclaman las trabajadoras del hogar?

La batalla de las empleadas domésticas aún no está ganada y queda mucho camino por recorrer. En una fecha tan destacada como el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar conviene recordar cuáles siguen siendo hoy en día algunas de sus reivindicaciones más importantes:

  • El reconocimiento del derecho de negociación colectiva y organización sindical.
  • La inclusión en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, obteniendo así mayores garantías de salud y seguridad en el desempeño de sus funciones.
  • La acreditación certificada de la experiencia laboral, justificando legalmente su cualificación profesional.
  • La ampliación de protección frente a cualquier tipo de violencia o discriminación en sus puestos de trabajo.
  • La adquisición de todas las coberturas que ofrece el Régimen General de la Seguridad Social.

¿Cómo colabora Cuidum en esta lucha?

Hace cinco años el porcentaje de personas que trabajaban sin contrato era muy superior al que existe hoy en día. Cuando en Cuidum iniciamos el proyecto nos encontramos con un panorama desolador, el cual abordamos desde el optimismo y las ganas de querer cambiar aquella dura realidad. 

Hemos tratado con muchas cuidadoras y escuchado sus historias, que corresponden a las de personas luchadoras que han pasado por muchas aberraciones éticas, donde muchas veces han sido tratadas como no se puede tratar a ninguna persona y por desgracia, pasan invisibles a los ojos de la sociedad

Por ello, uno de los hitos más importantes para el sector que beneficia a las cuidadoras y que desde Cuidum hemos contribuido de forma activa, ha sido lograr disminuir el porcentaje de economía sumergida, dotando a las empleadas de hogar de los contratos correspondientes y de una protección con la que no contaban. Pero esto no es todo, queda mucho camino por recorrer, desde ayudas a las familias que contraten cuidadoras a domicilio, que favorezca la contratación, como la prestación por desempleo que a día de hoy brilla por su ausencia. ¿Te imaginas finalizar tu relación laboral y no contar con un subsidio que te permita sobrevivir mientras buscas otro trabajo? Pues para las cuidadoras es una desolaroda realidad.

En Cuidum seguiremos poniendo en valor el trabajo de las cuidadoras y cuidadores de personas mayores y protegiendo sus derechos acorde a la ley, pero trabajaremos en las Instituciones hasta encontrar el equilibrio entre sus derechos y los derechos de cualquier persona dependiente que necesite ayuda para realizar su actividad diaria. Además, actualmente trabajamos con la Asociación Española de Servicios Personales y Domésticos (AESPD), junto a la cual luchamos contra la precarización del sector.

Las familias han de afrontar una situación de dependencia sin apenas recursos y las cuidadoras deben de tener los mismos derechos que encontramos en otros trabajos. Estamos hablando de algo urgente, que no puede continuar esperando.   

Únete a la lucha en el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar

Hace ya más de tres décadas que el 30 de marzo representa una fecha destacada en la agenda de quienes dedican parte de su vida al cuidado de otros hogares y familias. Aunque, como ya hemos visto, se han producido notables mejoras en el sector y en su marco regulatorio, la situación dista mucho de ser la ideal.

Las trabajadoras domésticas necesitan obtener una mayor visibilidad si quieren que este gremio siga experimentando mejoras en los próximos años. En un trabajo que implica la realización de tareas diferentes, desde la limpieza del hogar hasta el cuidado de niños y adultos mayores, resulta imprescindible que los derechos y deberes de las trabajadoras estén debidamente regulados y reconocidos.

Los recortes en políticas de dependencia, la economía sumergida y la ausencia de acreditación oficial no pueden suponer una merma ni en las condiciones laborales de estas trabajadoras ni en la calidad de los servicios que ofrecen. La indefensión, la precariedad y la discriminación son palabras que deben desaparecer cuanto antes de su realidad.

¿Cuentas con el apoyo de una trabajadora en el hogar?

Un día al año no es suficiente reconocimiento para estas heroínas invisibles y la importante labor que desarrollan. No obstante, el 30 de marzo, Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, es una fecha especialmente significativa en esta lucha incesante por sus derechos laborales, su protección y el reconocimiento de su cualificación.

En relación a ello, una de las premisas de Cuidum es respetar el salario mínimo interprofesional de las trabajadoras de hogar y luchar contra la economía sumergida. Consideramos que unas condiciones laborales dignas y justas están directamente relacionadas con la calidad del servicio de cuidado. Por este motivo, realizamos los contratos laborales conforme a ley y tramitamos las altas en Seguridad Social en nombre de los empleadores asegurando, en todo caso, las máximas garantías tanto a familias como a cuidadoras.

Si todavía no dispones de una trabajadora de hogar o cuidador/a, en Cuidum disponemos de una base de datos de más de 200.000 cuidadores/as. ¡Seguro que encontramos al/a cuidador/a que mejor se adapte a tus necesidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies