«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Cuidar a un enfermo con párkinson

Enfermedades

Particularidades del párkinson

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa de forma que no se persigue la curación sino el mantenimiento en el tiempo de la calidad de vida. Por ello el papel del cuidador es tan importante, pero es igualmente crucial que el cuidador esté preparado para una carrera de fondo. Cuidar a un enfermo de párkinson puede llevar años de dedicación y esfuerzo en un camino de altibajos donde el desgaste físico y emocional también repercutirá en el cuidador.

No hay dos enfermos iguales, de forma que presentarán distintos síntomas y en momentos diferentes. Clic para tuitear

Aceptar eso y vivir la enfermedad al día y sin pensar en el futuro reducirá la ansiedad y el estrés tanto en el paciente como en el cuidador y la familia.

Al hablar de Párkinson todos pensamos en el temblor como característica principal, pero hay muchos otros síntomas menos conocidos cuya aparición va a dificultar en gran medida la labor del cuidador. Síntomas como la depresión, las alucinaciones, dificultad para conciliar el sueño, dificultad para tragar, alteraciones en la voz, lentitud para desarrollar cualquier tarea, dolor… ser consciente de esto puede ayudar al cuidador a comprender la enfermedad y ser mas paciente con el enfermo.

Una importante tarea del cuidador de los enfermos de párkinson es la de administrar la medicación al enfermo. La dosis debe estar bien ajustada, de forma que ante la aparición de nuevos síntomas o un empeoramiento del paciente será necesario consultar con el neurólogo para ajustar la medicación. Es el cuidador quien tiene una posición privilegiada para valorar al paciente, pues es quien mejor lo conoce.

A menudo es mas sencillo hacer por el enfermo párkinson las funciones qué él realizaría con mas lentitud y dificultad. Esto es un gran error. Un cuidador debe favorecer la autonomía personal del enfermo y para ello deben tener paciencia y dejar que sean ellos los que, a su ritmo, hagan las cosas. Esto los mantendrá activos y potenciará sus capacidades.

El cuidador de un enfermo de párkinson debe ser consciente de que es una actividad exigente que puede llevarle a la pérdida de la motivación o incluso a la depresión. Es importante estar atentos a estos síntomas y no dudar en pedir ayuda.

Unirse a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies