Colesterol alto en las personas mayores

Colesterol alto en las personas mayores

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia de carácter cerosa y muy parecida a la grasa, que se encuentra en todas las células del cuerpo. El colesterol está presente en determinados alimentos, como puede ser en la carne o en los productos lácteos.

Aunque se pueda pensar que para prevenir el colesterol alto en los análisis, no se debe ingerir este tipo de alimentos, lo cierto es que el cuerpo requiere de ciertas cantidades para que todos los sistemas funcionen de manera correcta. No obstante, si se tiene el colesterol alto en sangre, podría suponer un mayor riesgo de padecer enfermedades arteriales coronarias

¿Colesterol LDL o Colesterol HDL?

Al LDL se le suele denominar colesterol malo, ya que se acumula en las arterias llegando, en algunos casos, a obstruirlas.

Al HDL se le llama colesterol bueno ya que es el encargado de eliminar el LDL del organismo y las arterias.

¿Cómo se miden los niveles de colesterol?

Si nos referimos a las personas mayores, los niveles de colesterol deben sermedidos una vez cada 6-9 meses de manera recomendada, y nunca pueden pasar más de 2 años sin una revisión. Una simple prueba de sangre de panel de lipoproteínas dará una medida exacta de los niveles de colesterol del anciano. Con anterioridad a la prueba, unas 9 o 12 horas antes, no se debe ingerir ningún tipo de alimento o bebida, con el objetivo de que la prueba sea fiable.

Los resultados que se obtienen con este tipo de pruebas son:

  • Colesterol total: Hace referencia a la cantidad total de colesterol en la sangre. Dentro de él mismo, están incluidos el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) y el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL).  
  • No-HDL: Esta cifra hace referencia al colesterol total menos el HDL. El colesterol No-HDL incluye el LDL y otros modos de colesterol, por ejemplo la lipoproteína de muy baja densidad, también llamada VLDL
  • Triglicéridos: Es otro tipo de grasa en la sangre que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, afectando mayoritariamente a las mujeres.

¿Qué significan los niveles de colesterol?

Las cifras de colesterol se miden en mg/dl (miligramos por decilitro). De forma general, a continuación te indicamos cuáles son los niveles saludables de colesterol:

Hombres de 20 años o mayores:
Colesterol total: 125 a 200 mg/dl
No-HDL: menos de 130 mg/dl
LDL: menos de 100 mg/dl
HDL: 40 mg/dl o mayor

Mujeres de 20 años o mayores:
Colesterol total: 125 a 200 mg/dl
No-HDL: menos de 130 mg/dl
LDL: menos de 100 mg/dl
HDL: 50 mg/dl o mayor

Los triglicéridos no son específicamente un tipo de colesterol, sin embargo sus cifras también aparecen en el panel de lipoproteínas. Para que las cifras sean normales se recomienda que sean menores a 150 mg/dl. Aquellas personas que presenten valores superiores a 200 mg/dl necesitarán una revisión médica para evitar mayores problemas a futuro.  

¿Cómo afecta el colesterol en las personas mayores?

Son los hombres quienes suelen presentar mayores niveles de colesterol, y va en aumento desde los 20 hasta los 65 años, sin embargo es en las mujeres que cuando superan los 40 – 50 años, presentan índices más altos, por motivo de la menopausia.

Puede resultar más complicado controlar el colesterol malo en las personas mayores, sin embargo si se lleva una correcta alimentación y ejercicio físico, es posible combatirlo con éxito.  

¿Cada cuánto debo realizarme una prueba de colesterol?

Una de las preguntas más frecuentes y que más interés suscita es saber cuándo y cada cuánto debo realizarme una prueba de este tipo, y esto dependerá de diferentes factores tales como la edad, los factores de riesgo o la historia familiar.

Por norma general se recomienda que:

Para los adultos más jóvenes, se realicen la prueba cada cinco años. Los hombres que se encuentren entre los 45 y 65 años, así como las mujeres de 55 a 65 deberán realizársela al menos una vez al año, aunque lo que se recomienda es una prueba cada seis meses. 

¿Sobre qué afecta los niveles de colesterol?

Existen varios factores que pueden afectar en gran medida a los niveles de colesterol, lo realmente importante es actuar a tiempo.

Dieta

Existen determinados tipos de alimentos que consumes a diario y que pueden aumentar la grasa. Uno de ellos es la grasa saturada, que constituye el principal factor de aumento de colesterol en sangre. Disminuir esa cantidad de grasas saturadas en la dieta puede ayudar a combatir el colesterol. Los principales alimentos que presentan mayores niveles de grasas saturadas son las carnes, los lácteos, productos horneados, fritos y el chocolate.

Peso

Como no podría ser de otra manera, el sobrepeso es un importante factor de riesgo de enfermedad cardíaca ya que aumenta el colesterol. La pérdida de peso es de vital importancia a la hora de disminuir los niveles de colesterol malo, llamado LDL como comentábamos anteriormente, el colesterol total y los niveles de triglicéridos. Además, una correcta alimentación ayudará a subir el colesterol HDL (colesterol bueno).

Actividad física

La poca práctica de actividad física es un importante factor de riesgo de sufrir alguna enfermedad cardíaca. El ejercicio es un regulador natural del colesterol, reduciendo el LDL y elevando el HDL. Tanto el ejercicio aeróbico (andar, bicicleta, natación), como el ejercicio de fuerza (sentadillas, subir escalones) es beneficioso para la salud.

Tabaquismo

El consumo de cigarrillos es un potencial reductor del colesterol bueno (HDL). Por ello, un HDL más bajo contribuye a que el colesterol malo esté más alto. 

Existen también otros factores que no son controlables por el ser humano pero también afectan sobre el colesterol. Los principales son:

Historia familiar

Los genes también determinan en gran medida las cifras de colesterol que el cuerpo produce de manera natural. 

¿Cómo bajar el colesterol malo?

Existen algunas formas de disminuir el colesterol. La primera de ellas está relacionada con los cambios en el estilo de vida, como son llevar a cabo una dieta saludable, o establecer un control de peso exhaustivo. Por supuesto, el mejor “tip” que existe para controlar el colesterol es la actividad física.

Todo ser humano debe realizar ejercicio físico de manera regular, al menos 30 minutos al día. Si aun haciendo todas estas cosas no logramos disminuir el colesterol, el médico te aconsejará un tratamiento con medicinas. Existen varios tipos de medicamentos que ayudan a disminuir el colesterol, entre las que destacan las estatinas. Los medicamentos operan de manera diferente según cuál sea su procedimiento y algunos presentan ciertos efectos secundarios, es por esta razón, la importancia de acudir donde los expertos, quienes te evaluarán en base a tu historial médico y otros factores.

Como has podido leer, el colesterol tiene muchas variantes y es necesario conocerlas para combatirlo de manera adecuada. Desde Cuidum, te aconsejamos hacer ejercicio físico, comer adecuadamente, evitar los alimentos que lleven mucha grasa, evitar el tabaco y alcohol; todo esto acompañado de las pruebas periódicas para controlar tus niveles de grasa, tendrás ganada la batalla contra el colesterol.

Visionaria estratégica, amante de la comunicación, del marketing y de las ideas nuevas. Una latinoamericana en suelo europeo preocupada por el presente de nuestros mayores y el futuro de los jóvenes, empujando de a poco el marketing al servicio de la sociedad. Me enorgullece pertenecer a la gran familia de Cuidum, donde he podido direccionar mi brújula hacia el lugar y momento correcto. Este es mi ADN con el que trabajo día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.