Bailar como tratamiento para el Parkinson

Bailar como tratamiento para el Parkinson

Bailar como tratamiento para el Parkinson es una terapia complementaria muy beneficiosa

El ejercicio es extremadamente importante para los pacientes con enfermedad de Parkinson. Bailar como tratamiento para el Parkinson  , hacer algo divertido y mantenerse activo es una gran manera de preservar la fuerza y relacionarse ampliando el círculo social.

En este video de Kuntz and Company, la profesora de danza Pam Kuntz habla sobre su clase de baile dirigida a personas con trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple.Kuntz habla con dos de sus clientes sobre los beneficios de la clase de baile y cómo les hace sentir ser capaces de moverse libremente. Además de los beneficios físicos para la salud, los asistentes también hablan de lo bueno que es salir y socializarse. Tener una excusa para salir de casa y conocer a otras personas. Si además esas personas tienen enfermedad de Parkinson u otras enfermedades neurológicas y pueden compartir sus vivencias y sus problemas, el beneficio psicológico asociado es muy importante.

En el siguiente video se pueden descubrir algunos ejercicios de equilibrio y saltos para los pacientes con enfermedad de Parkinson. Una herramienta beneficiosa, saludable y divertida para cualquier persona pero que puede adquirir una importancia significativa cuando hablamos de preservar la salud y las discapacidades de las personas afectadas por enfermedades neurodegenerativas.

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad degenerativa a largo plazo que afecta al sistema nervioso central. Hasta la fecha, no hay cura para la condición, pero hay medicamentos y terapias disponibles para abordar algunos de los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La levodopa es uno de los principales tratamientos farmacológicos para tratar la enfermedad de parkinson. Una sustancia química natural que puede entrar en el cerebro y convertirse en dopamina cuando se combina con carbidopa. La carbidopa también evita que la levodopa se convierta en dopamina antes de que entre en el cerebro.

Es uno de los tratamientos más eficaces para el Parkinson, aunque después de un uso a largo plazo, los efectos empiezan a fluctuar. Y algunas personas pueden experimentar efectos secundarios como náuseas, sensación de mareo y movimientos involuntarios repentinos.

Combinar la farmacología con buenos hábitos de estilo de vida que mejoren la sintomatología es una parte crucial de los tratamientos.

Fisioterapeuta, enfermero, Presidente de la Asociación de Fisioterapeutas para el Envejecimiento Activo y Profesor Asociado en la Universidad de Valencia. Tiene experiencia trabajando como cuidador en hospitales, residencias y es una persona muy relacionada en el ámbito socio-sanitario. Humanista y empatico son las facetas que mejor identifican a Juanjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.