Alimentos para mejorar la memoria de los mayores

Alimentos para mejorar la memoria de los mayores

Deliciosa forma de cuidar la memoria de los adultos .

Cada vez más la memoria de los adultos se ve afectada por las consecuencias de las enfermedades neurodegenerativas. La memoria está íntimamente relacionada con nuestra personalidad, con la esencia de lo que somos y su pérdida tiene un impacto en nuestra salud y nuestra dignidad humana. 

AlzheimerParkinsonEsclerosis Lateral Amiotrófica, son varias de las enfermedades bien conocidas por todos que afectan a la memoria de los mayores y que determinan una realidad de la dependencia con cuidados, vigilancia y supervisión que no tendrían lugar si se conservase la memoria.

Alimentos para la memoria

 La alimentación juega un papel muy importante en la conservación de esta memoria, son muchos los estudios que apuntan en esa dirección. Así que se puede decir que estos alimentos para la memoria logran conservar las capacidades cerebrales en el proceso de envejecer. Este es un asunto de vital importancia, lo mejor para la memoria es entender que la alimentación es un arma que podemos y debemos poner a nuestro servicio.

Está muy interiorizado en nuestra sociedad cómo afecta el menú de nuestra dieta a la salud cardiovascular. Por todos son conocidos los beneficios cardioprotectores de la dieta mediterránea. Pues de la misma forma existe un menú para promover la memoria y el funcionamiento cerebral fomentando el buen flujo sanguíneo del cerebro. También en este caso nuestra dieta mediterránea ha demostrado ayudar a mantener el cerebro de los mayores, con un mejor funcionamiento cognitivo y de la memoria.

Dieta saludable en la tercera edad  

Una dieta saludable es básica para fortalecer la memoria y mantener el correcto funcionamiento del cerebro. En la tercera edad todavía es más necesaria una buena provisión de nutrientes que permitan mantener el cerebro en forma. Con la ingesta de los alimentos adecuados es posible mejorar el rendimiento del cerebro de los ancianos y las personas mayores, una dieta equilibrada en la tercera edad protege contra las enfermedades físicas, mentales y neurológicas, además, también aumenta la memoria y el funcionamiento óptimo del cerebro.

Una dieta saludable en la tercera edad es muy importante para el cerebro. Los alimentos para ancianos deben proporcionar glucosa, hidratos de carbono, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales necesarios para estimular el cerebro y fortalecer la memoria. La glucosa es la fuente de energía más importante y se encuentra en los hidratos de carbono. Las proteínas sirven para construir músculo y aportar aminoácidos esenciales para el funcionamiento del cerebro. Las grasas saludables proporcionan nutrición a las células y las vitaminas y minerales estimulan los procesos metabólicos.

Si el cuerpo está provisto de todos estos nutrientes, el cerebro sigue funcionando correctamente y tiene menos probabilidades de sufrir la pérdida de la memoria o algún tipo de demencia. Para alimentar las neuronas y revitalizar la memoria, concentración y aprendizaje debemos seguir una dieta equilibrada.

Y es conveniente añadir a nuestra dieta los siguientes alimentos para mejorar la memoria:

Alimentos memoria

Salmón

Como se aprecia en la ilustración, el salmón es muy rico en Omega 3, uno de los mejores alimentos que podemos consumir si queremos aumentar nuestra memoria. El Omega 3 es uno de los nutrientes que alimentan el cerebro permitiéndole desarrollar sus funciones, sobre todo, la memoria.

Semillas de girasol y arándanos

Para prevenir de forma pasiva podemos servirnos de las semillas de girasol y arándanos que gracias a su concentración de Vitamina E, ponemos freno al deterioro de las capacidad cognitivas gracias a su propiedad antioxidante.

Carne magra

Se asocia la carne magra a la prevención de las diferentes demencias, como el alzheimer, gracias al hierro que posee este alimento.

Está demostrado que es bueno para la memoria

Alimentos buenos para la memoria hay muchos, encontrar una dieta adecuada para adultos es imprescindible, y por supuesto, hay que complementar la buena alimentación con mantener una actividad intelectual activa que mantenga nuestro cerebro trabajando.

¿Qué hay que comer en la tercera edad? 

Una alimentación saludable para mayores, sobre todo una dieta para ancianos de 80 años, debe incluir estos alimentos:

Hidratos de carbono, cereales y legumbres, entre los alimentos para ancianos 

Los hidratos de carbono son el primer nutriente para el cerebro, entre los productos básicos para mejorar la memoria y la alimentación de los ancianos deben incluirse los hidratos de carbono, los cereales y las legumbres. Las patatas, la pasta y el arroz contienen hidratos de carbono que son buenos para la memoria y están disponibles para el cerebro de inmediato. Además, ayudan a la formación de serotonina (la hormona del placer), contribuyen a mejorar el estado de ánimo en los ancianos y a evitar el estrés. También tienen un efecto positivo en las habilidades cognitivas de las personas mayores y les ayuda a aumentar la memoria y la concentración.

Zanahorias para mejorar la memoria de los ancianos

Las zanahorias son uno de los mejores alimentos para aumentar la memoria, llo es debido a que favorecen la circulación sanguínea en el cerebro. El efecto positivo de las zanahorias en el rendimiento del cerebro se debe a su alto contenido en nitritos, que ayudan a mejorar el flujo sanguíneo, especialmente en las zonas a las que llega poco oxígeno. En los ancianos es frecuente que algunas zonas del cerebro tengan poca oxigenación, aquellos a los que no les gustan las zanahorias las pueden tomar mediante un zumo de zanahoria mezclado con zumo de naranja o también pueden optar por el apio o el repollo, que tienen efectos similares.

Ácidos grasos omega-3, imprescindibles en una dieta equilibrada en la tercera edad 

La alimentación sana para ancianos debe incluir los ácidos grasos omega-3, ya que su consumo disminuye el riesgo de sufrir depresión y favorece el funcionamiento del cerebro. Se ha comprobado que los niños que comen habitualmente alimentos que contienen ácidos grasos omega-3 tienen mayor capacidad de aprender y sufren menos problemas de comportamiento. Dentro de la dieta para la tercera edad deben incluirse siempre los ácidos grasos omega-3, que se encuentran incluidos principalmente en los pescados. Los pescados que tienen un elevado contenido en ácidos grasos son el salmón, el atún o la caballa. Las nueces también tienen un elevado contenido de omega-3.

Los frutos rojos y el cacao, necesarios en la alimentación sana para ancianos

Entre los alimentos recomendados para ancianos figuran los frutos rojos, como los arándanos. Los frutos rojos son ricos en flavonoides (antioxidantes) y protegen contra el daño oxidativo (una de las causas de envejecimiento) producido por factores ambientales. El cerebro se mantiene más joven cuando consume suficientes antioxidantes. Diversos estudios clínicos han demostrado que el funcionamiento del cerebro y la memoria en las personas mayores mejora con la ingesta de flavonoides que contienen, especialmente, los frutos rojos y el cacao.

La importancia de las vitaminas y las verduras en la dieta para la tercera edad

Entre los alimentos para la tercera edad hay que incluir las vitaminas, ya que una deficiencia de vitaminas debilita el funcionamiento del cerebro. Entre los alimentos para mejorar la memoria deben incluirse todos aquellos que aporten suficientes vitaminas y minerales, como los que contienen ácido fólico y vitamina B9, que interviene en la construcción de importantes conexiones nerviosas. El ácido fólico se encuentra principalmente en las verduras de hoja verde, especialmente en las espinacas y el brócoli. Por otra parte, el zumo de naranja y la levadura contienen otras vitaminas importantes del grupo B.

Frutas, son esenciales para la alimentación de los mayores

La fruta es uno de los mejores alimentos para la memoria. Una dieta saludable en la tercera edad debe incluir el consumo regular de frutas, como las naranjas, la sandía, la piña, la naranja, el kiwi, la ciruela, las cerezas, las uvas y las manzanas. El aguacate, en particular, favorece el funcionamiento del cerebro debido a su elevado contenido en ácidos grasos que estimulan la circulación sanguínea y protegen las células del cerebro.

Huevos, un alimento básico para fortalecer la memoria de las personas mayores

Los huevos contienen ácidos grasos, que aumentan y fortalecen la memoria en las personas mayores. Además también tienen colina en la yema, que es un ingrediente esencial para las células del cerebro. Una dieta equilibrada en la tercera edad debe contener el consumo regular de huevos.

Carnes rojas e hígado para mejorar la memoria de las personas mayores

Otro de los alimentos para fortalecer la memoria en la tercera edad es la carne roja (por ejemplo, carne de res o jabalí), así como el hígado. La carne roja contiene hierro, que es importante para el cerebro, ya que le aporta oxígeno. El oxígeno es básico para mantener la salud mental. La falta de hierro produce problemas de memoria y falta de concentración.

Alimentos que deben evitarse en la tercera edad 

Entre los alimentos perjudiciales para los ancianos y que, por tanto, deben evitarse en la tercera edad figuran los platos precocinados, que contienen excesivos conservantes, grasas, sales y azúcares perjudiciales para la salud. También son perjudiciales las grasas saturadas que llevan los embutidos, la leche entera y las carnes grasas. Se recomienda, igualmente, evitar el consumo excesivo de sal, azúcar y alcohol.

La importancia de beber agua en la tercera edad 

Por último, una persona mayor debe beber lo suficiente para mantener el cerebro en forma. En la vejez disminuye la sensación de sed. La sudoración acelera la pérdida de líquidos en el organismo. Por lo tanto, es vital para los ancianos beber. Una cantidad muy baja de líquido reduce el contenido de agua en el cuerpo y favorece el desgaste muscular y el envejecimiento. La falta de hidratación del organismo reduce las funciones cerebrales y produce malestar, confusión y depresión. Al beber agua los nutrientes se transportan de forma óptima a la parte del organismo que los necesita.
El cerebro tiene 3/4 partes de agua. Por eso es necesario tomar agua de forma regular. Cuando una persona mayor no bebe lo suficiente su cerebro se deteriora. También es bueno para las personas mayores tomar infusiones. Se recomienda especialmente el té verde que favorece el flujo sanguíneo, reduce la inflamación y estimula la actividad cerebral. (Salvo en el caso de personas que tengan la presión arterial elevada, que deberán optar por otro tipo de infusión).

Envejecimiento activo

Además de una dieta equilibrada es muy importante realizar algo de ejercicio en la tercera edad para fortalecer la memoria y el funcionamiento del cerebro. Se ha comprobado que las personas mayores que son muy sedentarias tienen un riesgo tres veces mayor de sufrir Alzheimer u otra forma de demencia. Por el contrario, una dieta equilibrada y saludable, junto con la práctica de ejercicio contribuye a mantener el cerebro joven durante más tiempo y a mejorar la memoria.

Productos para mejorar la memoria

La lectura variada, los crucigramas, utilizar cuadernos de ejercicios, la música, aprender un idioma, aprender cosas nuevas, utilizar la tecnología, son buenos productos para mejorar la memoria, en definitiva, todo suma a la hora de mantener nuestras capacidades cerebrales, que son la clave de un envejecimiento activo y exitoso.

Cambiemos la sociedad y cuidemos de nuestros mayores igual que cuidamos de nuestros pequeños. El día de mañana si tengo la suerte de envejecer deseo hacerlo manteniendo todo lo que construyo hoy, mi familia, mi hogar, mis amistades, mis aficiones... Trabajo en Cuidum para aportar mi granito de arena a la sociedad y no tener que preocuparme el día de mañana de perder parte o todo lo que con tanto esfuerzo me ha costado lograr.

2 comentarios

    • Javier Perez says:

      Miriam, debes asegurarte de que comes suficientes alimentos que tengan omega 3, presente en el pescado, y B-12, presente en las carnes.

      El primero de ellos lo puedes encontrar en algunos frutos secos y semillas, como las nueces o las semillas de lino, ademas debe de asegurarte de un buen equilibrio con la ingesta de omega-6 con algunos hábitos como sustituir el aceite de girasol por el de oliva.

      Para el segundo, es mas difícil, porque no existen alimentos sustitutivos que aporten con garantías esta vitamina B-12. Lo ideal es utilizar alimentos enriquecidos como: algunas leches vegetales, productos de soja o vegetales.

      Espero haberte ayudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.