Absentismo laboral por cuidar de un familiar mayor

Absentismo laboral por cuidar de un familiar mayor

Estar a cargo de un familiar de edad avanzada implica una serie de exigencias que en muchos casos pueden conducir al desgaste físico, psíquico y emocional. El absentismo laboral es una de las numerosas consecuencias derivadas de una mala gestión de esta situación o de la incapacidad material para compaginar estos cuidados con el resto de las obligaciones del día a día.

¿Habías oído hablar del síndrome del cuidador?

El burn-out o síndrome del cuidador es un fenómeno cada vez más habitual en nuestra sociedad. Está desencadenado por la sobrecarga de trabajo que supone tener a cargo a una persona mayor, con o sin limitaciones físicas o psíquicas notables. El fenómeno se manifiesta de forma más aguda en el caso de familiares dependientes cuyas rutinas diarias exigen el apoyo constante de otra persona, ya sea un familiar o un cuidador profesional.

Tanto los cuidadores profesionales como los cuidadores informales o familiares pueden llegar a experimentar este estrés emocional que provoca fatiga y agotamiento, deterioro de las relaciones sociales y limitación de la productividad. No obstante, un cuidador profesional dispone de los conocimientos y la experiencia necesarios para sobrellevar este fenómeno, mientras que en el caso de los familiares este estrés tiende a cronificarse al no contar con las herramientas adecuadas para hacerle frente.

Los lazos personales o familiares que existen entre cuidadores y personas mayores ayudan a un mejor entendimiento de las necesidades de cada parte. Sin embargo, ese afecto que se consolida con el paso de los años también es el desencadenante de angustias que pueden tener un impacto muy negativo en la vida del cuidador.

Absentismo laboral: el impacto de cuidar de otra persona

En el afán por devolverles a las personas mayores todas las atenciones y cuidados recibidos de pequeños, muchas personas se olvidan de que la vida continúa. En cierto modo, estar a cargo de un anciano dependiente implica la construcción de una existencia con obligaciones paralelas a las de las rutinas habituales que, llegados a un cierto punto, resultan incompatibles con la realidad.

Hasta la década de los 90 en España no se llevaron a cabo investigaciones acerca del ‘apoyo informal’ a personas mayores de 65 años. De este dato se deduce que la cuestión de los cuidados a personas dependientes en el ámbito familiar y sus implicaciones es un tema relativamente reciente.

Con estos y otros estudios posteriores se han obtenido importantes conclusiones como que el 92% de los denominados ‘cuidadores informales’ son mujeres (hijas, hermanas, sobrinas…). Una notable desigualdad en cuestión de género a la que se le suma el hecho de que muchas de estas cuidadoras son además madres trabajadoras, con una carga de obligaciones diarias inabarcable.

Así, el cuidado continuado de un familiar mayor obliga a una reorganización de la vida del cuidador cuyas consecuencias se manifiestan con mayor o menor medida en varios ámbitos:

  • Las relaciones familiares: Menos tiempo para compartir con el resto de la familia.
  • El tiempo de ocio: Dejar de lado muchas actividades.
  • El estado anímico: Depresión, culpabilidad, ansiedad, entre otras.
  • La salud: Problemas para conciliar el sueño, estrés, cansancio, entre otras.
  • El trabajo: Merma en el rendimiento, absentismo laboral, necesidad de solicitar permisos o renuncia al puesto de trabajo.

En este último punto es de destacar cómo la impuntualidad y el absentismo se han convertido en dos rasgos característicos en el rendimiento profesional de los cuidadores informales o familiares. No se trata de una falta de disciplina o compromiso sino de la dificultad de compaginar todas las obligaciones asumidas. En ocasiones esto obliga a reducir la jornada laboral y, en el peor de los casos, a renunciar al puesto de trabajo, a pesar de las repercusiones económicas que ello implica. Según datos de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, el impacto económico de estas decisiones afecta al 36,7% de los cuidadores.

Alternativas para el cuidado de familiares mayores

La calidad de vida de los familiares de una persona mayor no tiene por qué menguar como consecuencia de las limitaciones de esta. Si bien es cierto que las situaciones de dependencia exigen un gran esfuerzo por parte del entorno más cercano, existen muchas maneras de abordar este escenario sin que suponga una renuncia al ocio, a la vida laboral o al descanso de los familiares.

Teniendo en cuenta que en alrededor de un 5% de los hogares españoles viven personas mayores de 60 años con algún tipo de limitación funcional, no es de extrañar que los servicios de cuidado y atención a domicilio, como Cuidum, hayan aumentado de manera significativa en las últimas décadas. Tanto es así que apenas un 17% de las personas mayores de 65 años recibe ayuda informal, mientras que el porcentaje restante es atendido por empleados del hogar o cuidadores profesionales.

Delegar el cuidado de nuestros mayores en personas específicamente entrenadas para ello no es evadir nuestras responsabilidades. Todo lo contrario. Es una manera de gestionar la situación del modo más eficaz, justo y equilibrado para todas las partes implicadas. La contratación de un cuidador libera la sobrecarga de trabajo, reduce la probabilidad de absentismo laboral o renuncia al trabajo, evita conflictos en el hogar, garantiza la intimidad y la independencia y permite a los familiares mantener las rutinas sociales y laborales imprescindibles para llevar una vida estable y feliz.


Mi nombre es Sara, tengo 31 años y estudié Relaciones Laborales en la Universidad de Valencia. Me gusta mucho desarrollar mi especialidad en el sector de la dependencia, asesorar a personas en riesgo de exclusión, familias y cuidadores, así como aportar mi granito de arena para mejorar el cuidado a domicilio en nuestro país. En Cuidum puedo alcanzar estos objetivos profesionales y estoy dispuesta a asesorar a aquellas personas que lo necesiten,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.