«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Violencia de género en personas mayores: ¿cuándo se da?

Cuidados generales

Con la llegada del Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo, nos planteamos uno de los temas tabú al abordar cuestiones que también afectan a la tercera edad: la incidencia de la violencia de género en las personas mayores. Este tipo de violencia sexista, ignorada y normalizada a lo largo de la historia, se ha convertido en un problema estructural de nuestra sociedad que se extiende a todos los grupos de población.

La violencia de género no entiende de grupos de edad

Concienciar a los ciudadanos e identificar las causas desencadenantes de este fenómeno es el primer paso para erradicar este tipo de violencia. Precisamente por este motivo se han realizado numerosos estudios sobre el tema como el Estudio sobre las mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género desarrollado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Esta investigación que evidencia la necesidad de hablar sobre un tema de actualidad que no suele ocupar los titulares de los medios de comunicación, explicar cuáles son los factores de riesgo y a establecer mecanismos que faciliten a las víctimas el acceso a recursos de ayuda eficiente contra estas formas de discriminación.

¿Por qué se produce la violencia de género?

Según el artículo 1 de la Ley Orgánica 1/2004, por violencia de género se entienden todas esas manifestaciones hirientes y dañinas que tienen su origen en una superioridad subjetiva del hombre sobre la mujer. Sus rasgos característicos son:

  • Implican una situación de discriminación y desigualdad.
  • Es ejercida por quien es o ha sido cónyuge de la víctima o esté unido a ella por algún vínculo afectivo o de convivencia.
  • Se produce tanto en la vida pública como en la privada.
  • Provoca algún tipo de daño o sufrimiento en la mujer, ya sea a nivel físico, psicológico o emocional.

El origen de la violencia de género se encuentra en diferencias estructurales de la sociedad. Durante muchas décadas se han tolerado estos desequilibrios que han reforzado en ciertos hombres la idea de superioridad frente a la mujer.

Tipos de violencia de género en el ámbito público y privado

Aunque la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género solo registra cifras de violencia de género en España desde 2003, se trata de un problema enquistado en la sociedad desde hace muchas décadas que hasta hace relativamente poco no ha tenido la consideración que se merecía. Y es que es importante recordar que la violencia de género puede expresarse de muchas maneras:

  • Violencia física: golpes, bofetadas, empujones… Cualquier tipo de agresión que implique daños personales o incluso daños a la propiedad. La violencia física es la más característica de ámbito privado.
  • Violencia sexual: las relaciones sexuales no consentidas siempre son una forma de violencia.
  • Violencia emocional: implica mermar el autoestima de la víctima mediante la crítica constante o la infravaloración de sus aptitudes.
  • Violencia psicológica: es un tipo de violencia que se basa fundamentalmente en la intimidación y las amenazas.
  • Violencia económica: el control de los recursos financieros de otra persona o la prohibición de que trabaje y gane su propio sueldo son una forma de coartar su libertad.

¿Cómo afecta la violencia de género a la población mayor?

Tal y como se recoge en el estudio de la Delegación del Gobierno, un sorprendente 40 % de las mujeres encuestadas ha sufrido violencia de género por parte de su marido, manifestada a nivel físico, psicológico, sexual y/o económico a lo largo de más de 40 años. De hecho, los datos de este estudio concluyen en que las mujeres de más de 65 años suelen sufrir este tipo de discriminación en mayor medida que las mujeres más jóvenes.

El perfil de la mujer mayor de 65 años que es víctima de violencia de género se caracteriza por:

  • El 75 % ha sufrido violencia psicológica y hasta el 56 % mantiene relaciones sexuales sin consentimiento por miedo a la violencia física.
  • Perciben un riesgo moderado/alto de volver a ser agredidas por su pareja/expareja. Hasta un 35 % de las mujeres que participaron en esta encuesta admitieron el miedo a morir en manos de sus agresores.
  • Se ven afectadas por problemas de tipo económico-financiero, lo que supone un agravante de la violencia económica.
  • El 78 % de los sucesos violentos se producen en el ámbito del matrimonio.

¿Por qué las personas mayores son especialmente vulnerables a la violencia de género?

No hay que confundir la violencia de género con el maltrato a mayores, aunque en ambos casos el sufrimiento esté mayoritariamente protagonizado por mujeres. Ya hemos subrayado que la violencia de género responde a patrones con tintes machistas y, por lo tanto, a una percepción subjetiva de superioridad del hombre sobre la mujer.

En el caso del maltrato a las personas mayores el origen del problema se sustenta en el edadismo, esto es, en la discriminación por cuestiones de edad asociadas a factores psicológicos, sociales, económicos… No obstante, la violencia de género y el maltrato hacia las personas mayores en ocasiones aparecen superpuestos, incrementando así la vulnerabilidad de las mujeres de edad avanzada.

  • En mujeres mayores de 65 años existe una doble discriminación, puesto que a la violencia de género se le suma el hecho de que este tipo de violencia a su edad es más ‘invisible’ en comparación con otros grupos de edad.
  • Las lesiones físicas de las que pueden estar siendo víctimas a menudo se atribuyen a otras causas relacionadas con el propio envejecimiento.
  • Cuando la pareja es además el cuidador de la mujer mayor, los comportamientos agresivos en cualquiera de sus manifestaciones tienden a estar más aceptados, justificándolos con el ‘estrés del cuidador’ y el deterioro de salud de la persona a su cargo (aunque la mujer conserve todavía su autonomía).
  • La convivencia durante décadas con el agresor hace que la víctima normalice la violencia de género hasta tal punto de que muchas mujeres mayores no la interpretan como tal. La falta de autorreconocimiento condiciona la búsqueda de ayuda y la denuncia de la situación.
  • Los recursos especializados para asistir a las víctimas de la violencia de género no contemplan las particularidades de cada grupo de edad, lo que limita el alcance de la ayuda y las soluciones.

Violencia de género en mujeres mayores: necesidades específicas

A tenor de las formas y características que adopta la violencia de género cuando las víctimas son mujeres de edad avanzada, queda evidenciado que existe la necesidad de reorientar los recursos de ayuda y protección hacia este grupo de población específico.

Cabe recordar que existe un teléfono gratuito exclusivo de asesoramiento y ayuda en casos de violencia de género. Este servicio se encuentra 24h al día los 365 días del año y se realiza en 52 idiomas, desde cualquier provincia de España.

No obstante, aspectos como la situación socioeconómica de estas mujeres, la vergüenza que experimentan o el sentimiento de resignación y de culpa siguen limitando el alcance de cualquier iniciativa. Visibilizar el problema y concienciar al conjunto de la población de su existencia es parte de la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies