Signos de estres en los cuidadores

Signos de estres en los cuidadores
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Los Signos de estres en los cuidadores que tenemos que tener en cuenta

Los cuidadores familiares de personas con Alzheimer frecuentemente dicen tener altos niveles de estrés. Los Signos de estres en los cuidadores son una señal importante que tener en cuenta. Puede ser abrumador cuidar de un ser querido con Alzheimer u otra demencia, pero demasiado estrés puede ser perjudicial para ambos. Las consecuencias de sufrir el síndrome de “estar quemado” no solo repercuten sobre la salud del cuidador, sino que necesariamente afectan a la calidad de los cuidados que recibiría la persona enferma. Por ello este tema es crucial y la sociedad debe ser sensibilizada al respecto.

Si como cuidador experimentas estrés es importante que busques apoyo. Click Para Twittear

Aquí puedes encontrar los síntomas de alerta de que una situación de estrés sobre el cuidador pueda estar teniendo lugar, de manera que podamos tomar medidas para evitar el agotamiento del cuidador y preservar unos buenos cuidados.

1 Negación sobre la enfermedad y su efecto sobre la persona que ha sido diagnosticada.

2 “Sé que mamá va a mejorar.”

3 La ira en la persona con Alzheimer o la frustración del cuidador que ve que no puede hacer las cosas que solían ser capaces de hacer

4 “Él sabe cómo vestirse, sólo está siendo testarudo.”

5 Dejar de hacer actividades con amigos

6 Dejan de importarle las actividades que antes le hacían sentir bien

7 Ansiedad sobre el futuro y a enfrentar otro día.

8 ¿Qué sucederá cuando necesite más atención de la que yo puedo proporcionar?

9 Depresión que rompe su espíritu y afecta su capacidad para hacer frente.

10 “Ya no me importa.”

11 Agotamiento que hace casi imposible completar las tareas diarias necesarias.

12 “Estoy demasiado cansado para esto.”

13 Insomnio causado por una lista interminable de preocupaciones.

14 ¿Qué pasa si ella se va de la casa o se cae y se lastima?

15 Irritabilidad que conduce al mal humor y provoca respuestas y acciones negativas.

16 “Déjame en paz!”

17 Falta de concentración que hace difícil realizar tareas familiares.

18 “Estaba tan ocupada que me olvidé de mi cita.”

19 Problemas de salud que comienzan a tener un impacto mental y físico.

20 “No recuerdo la última vez que me sentí bien.”

Si como cuidador experimentas alguno de estos síntomas o tienes estos pensamientos, es importante que busques apoyo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Fisioterapeuta, enfermero, Presidente de la Asociación de Fisioterapeutas para el Envejecimiento Activo y Profesor Asociado en la Universidad de Valencia. Tiene experiencia trabajando como cuidador en hospitales, residencias y es una persona muy relacionada en el ámbito socio-sanitario. Humanista y empatico son las facetas que mejor identifican a Juanjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *