"Una atención cercana, humana y de calidad"

TRABAJA COMO CUIDADORA confianza-online

Productos de apoyo para personas mayores. Todo lo que debes saber

Productos de apoyo para personas mayores
Índice
    Add a header to begin generating the table of contents

    La falta de autonomía en las personas mayores o en pacientes con limitaciones de movilidad no tiene por qué traducirse en la dependencia absoluta de un cuidador o familiar. Cuando el deterioro de estas habilidades motoras no resulta incapacitante, el adulto mayor puede valerse de las diferentes alternativas que ofrecen las ayudas técnicas para la vida diaria y recuperar parte de sus rutinas con cierta independencia y una forma de conseguirla es con ayuda de productos de apoyo para personas mayores

    La importancia de las ayudas técnicas para el día a día de las personas mayores o dependientes

    Cuando se habla de la importancia de que las personas mayores se mantengan en activo no solo se hace referencia a un plan de ejercicios diarios para conservar el tono muscular, la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio o la coordinación. Muchas de estas habilidades también se mantienen gracias a su puesta en práctica en actividades de la vida cotidiana como pueden ser peinarse, ponerse los zapatos o utilizar los cubiertos a la hora de comer.

    Sin embargo, cuando se producen cambios significativos en las capacidades motoras de una persona, esto afecta a todos los ámbitos. Pero las limitaciones de la movilidad se pueden abordar introduciendo pequeños cambios en el modo de enfrentarse a estas rutinas. Ese deterioro de las habilidades básicas se compensa con el uso de ayudas técnicas que por su ergonomía y su fácil modo de empleo permiten que la vida de las personas dependientes recupere la normalidad.

    La importancia de incorporar estos productos auxiliares en las rutinas de los adultos mayores dependientes se puede resumir en las siguientes ventajas:

    – Mayor libertad y autonomía en el hogar.

    – Menor dependencia de la asistencia de familiares o cuidadores.

    – Aumento del autoestima y la confianza: valerse por uno mismo es sentirse útiles.

    – Reducción del riesgo de aislamiento o exclusión.

    – Incremento de la intimidad en las tareas de vestuario e higiene personal.

    – Garantías de seguridad en el desempeño de actividades cotidianas

    – Mayor comodidad en el hogar

    Ayudas técnicas para conseguir la independencia en el hogar

    Todos estos productos de soporte para la alimentación, el vestuario o el control de la medicación han sido diseñados desde una doble perspectiva: la seguridad y la comodidad de las personas que tienen alguna limitación. Su peso, su morfología y su funcionamiento están adaptados a las necesidades más habituales en aquellos que han perdido fuerza, flexibilidad o movilidad y ya no pueden actuar con la misma destreza en las actividades cotidianas.

    El hecho de poder desenvolverse de manera natural en el entorno del hogar les proporciona a estas personas una visión mucho más positiva y optimista del concepto de hacerse mayor y del deterioro de sus capacidades motoras. Son la prueba de que para cada uno de esos pequeños restos que se presentan en el día a día existe una solución.

    Por todo ello, las ayudas técnicas para la vida diaria contribuyen a algo tan importante como el fomento de la autonomía de las personas mayores. La decisión de vivir la vejez en el propio domicilio tiene que ir acompañada de soluciones humanas y materiales que permitan hacer realidad ese deseo. En este sentido, los artículos de ayuda técnica para el hogar se presentan como herramientas sencillas y funcionales capaces de mejorar de manera significativa la calidad de vida de las personas que, a pesar de su avanzada edad o de sus limitaciones de movilidad, prefiere vivir en su propio domicilio.

    ¿Cómo hacer un buen uso de los productos de apoyo para la vida cotidiana?

    Aunque se trata de pequeños cambios, todo lo que implica la asistencia a personas mayores y dependientes en el hogar exige tiempo y paciencia. Es importante que las ayudas técnicas vayan encontrando su espacio en las rutinas poco a poco, que el paciente se familiarice con ellas y que aprenda a manejarlas con soltura y con seguridad.

    Aunque están pensadas para facilitar la consecución de tareas que, en principio, no representan una gran dificultad, para el adulto mayor o las personas con discapacidad este tipo de actividades pueden suponer un gran reto. El empleo de estos artículos exige un proceso de aprendizaje y adaptación y durante este tiempo sí que resulta conveniente la ayuda de cuidadores y familiares para garantizar unos resultados exitosos.

    Una vez que el paciente se familiariza con todos estos objetos que harán que su día a día sea mucho más sencillo, todo va sobre ruedas. Con el tiempo, el uso continuado de las ayudas técnicas en el hogar también se convierte en algo común y se desarrollan las destrezas necesarias para un uso más rápido, más cómodo y más eficiente.

    Para llegar a este punto también hay que saber identificar bien en qué aspectos de sus rutinas los mayores necesitan más ayuda. No es recomendable recurrir a estos artículos cuando no existe una necesidad real ya que podrían generar el efecto contrario. Las ayudas técnicas en el domicilio sirven como una medida auxiliar, pero si existe la opción de promover la autonomía, el confort y la seguridad sin que estas intervengan, conviene agotar antes esas otras alternativas.

    Tipos de ayudas y productos de apoyo para personas mayores

    Cuando se presenta la necesidad de introducir ayudas técnicas para la vida diaria, lo primero que debemos plantearnos es el ámbito de actuación. Esta reflexión servirá para establecer una distinción entre los diferentes tipos de ayudas y productos de apoyo más comunes entre las personas mayores:

    Menaje de cocina y vajillas adaptadas: en este grupo se incluyen todos los artículos indispensables a la hora de comer o cocinar de forma autónoma. Para que una persona con movilidad reducida pueda comer sin ayuda de nadie, necesitará una cubertería y una vajilla adaptada a sus limitaciones. Estos artículos se caracterizan por disponer de mangos más grandes que garantizan un buen agarre, diseños ergonómicos que facilitan el tránsito del plato a la boca o bordes y puntos de apoyo que permiten comer sin necesidad de emplear las dos manos a la vez. En el caso de los vasos, son habituales los diseños para beber sin apenas inclinar la cabeza y las boquillas que permiten controlar la cantidad de líquido que se ingiere, evitando así los atragantamientos.

    Ayudas para vestirse: enfermedades como el parkinson o la artrosis así como otras patologías que limitan el movimiento, suponen una gran complicación a la hora de vestirse. Este es un momento de intimidad en el que a muchas personas les resulta incómoda la presencia de un cuidador o familiar que les asista. Si las condiciones de la persona asistida lo permiten, lo más probable es que prefiera vestirse de manera autónoma. En estos casos, productos como los ganchos, los calzadores o los abrochadores resultan de gran utilidad.

    Sistemas de control de la medicación: uno de los aspectos más importantes en el cuidado domiciliario de personas mayores y dependientes es el control de los tratamientos farmacológicos prescritos. Las diferentes posologías y la acumulación de medicamentos es un aspecto al que hay que prestar especial atención. Una forma de mantener en orden la medicación es el empleo de pastilleros. Sus diseños funcionales y su aspecto llamativo ayudan a organizar los tratamientos por horas, días y semanas de tal modo que nunca haya dudas sobre las tomas realizadas o la dosis adecuada de cada medicamento. También resultan muy prácticos los artículos que sirven para partir y triturar pastillas y ajustarse a posologías más específicas.

    Pinzas, tijeras y sistemas de agarre: una persona con limitaciones de movilidad podría tener grandes problemas a la hora de recoger un objeto que se le ha caído al suelo. En ausencia de un cuidador que le asista, este tipo de situaciones se puede resolver de manera muy cómoda y segura con los sistemas de agarre y las pinzas, ya que no es necesario agacharse para recuperar el objeto caído. Otra complicación habitual es la coordinación y la fuerza que exige una tarea común como cortar papel. Con las tijeras de apertura automática o las que disponen de apoyos, esto no representa ninguna dificultad para una persona con problemas motrices.

    Otros accesorios para la vida diaria: la introducción de ayudas técnicas en el día a día implica tener una visión muy amplia acerca del tipo de actividades que realizamos cotidianamente. ¿Alguna vez te has plateado una por una todas esas pequeñas tareas que ejecutas a lo largo del día? Quienes no tienen ninguna limitación de movimiento las realizan de forma mecánica, pero para las personas mayores dependientes, cada una de estas tareas supone un reto en su día a día. Dentro de los productos ortopédicos y las ayudas técnicas, estos accesorios para la vida cotidiana conforman un grupo de lo más heterogéneo. Desde relojes o teléfonos con números y teclas de tamaño extragrande, hasta alarmas para las puertas interiores, soportes para naipes o alfombras de dormitorio que advierten a los cuidadores de que la persona a su cargo ya se ha levantado de la cama.

    En Cuidum es prioridad absoluta fomentar en la medida de los posible la autonomía de las personas mayores ya que, la solución ante este tipo de problemas no es darles el trabajo hecho . Estas ayudas técnicas permiten una mejora en su día a día de un modo inclusivo, haciéndolas partícipes de esas pequeñas tareas que, cuando se completan de un modo seguro y sin ayuda de nadie, se convierten en la mejor medicina para la autoestima. En Cuidum es prioridad absoluta fomentar en la medida de los posible la autonomía de las personas mayores,

    ¿Buscas cuidadora para tu familiar mayor?

    ¡Déjanos tus datos y te preparamos un presupuesto en 24 horas!

    Comparte a tus amigos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar

    modelo de cuidados Cuidador

    Nuevo modelo de cuidados centrado en la asistencia domiciliaria

    El pasado 11 de junio el Gobierno de España aprobó un nuevo modelo de cuidados. Esta iniciativa está orientada en personalizar y humanizar los servicios …

    Asistencia a mayores en casa durante el verano Cuidados generales

    Asistencia a mayores en casa durante el verano

    El verano es una época de calidez y vitalidad, pero para muchos ancianos, puede ser un momento de mayor vulnerabilidad. Encontrar una solución de cuidado …

    cuidado de la piel de los mayores Cuidado de personas mayores

    Cuidado de la piel del adulto mayor en verano

    El verano es una temporada esperada con ansias por muchos, pero para los adultos mayores, puede presentar desafíos únicos en lo que respecta al cuidado …

    La soledad en las personas mayores en verano Soledad

    La soledad en las personas mayores en verano

    Es frecuente pensar que en verano, la soledad en las personas mayores se acrecienta derivada del calor extremo y la añoranza de los seres queridos …

    vacaciones empleada del hogar Empleador

    ¿Cómo organizar las vacaciones de cuidadoras de personas mayores?

    Los trabajadores incluidos en el sistema especial de empleados de hogar, tienen derecho al disfrute de las vacaciones como cualquier otro trabajador. Así, para revisar …

    contratar a una cuidadora Laboral

    ¿Cuánto cuesta contratar a una cuidadora?

    Cuidar de personas mayores es una labor que requiere de vocación, tiempo y dedicación. Una buena experiencia en la contratación de una cuidadora de personas …

    Sustituciones de verano para cuidadoras de personas mayores Cuidum

    Sustituciones de verano para cuidadoras de personas mayores

    Durante las vacaciones de verano muchas personas mayores sufren las consecuencias del abandono familiar. Solos en sus hogares o en residencias para ancianos viven desde …

    Percibir una paga por cuidar a un familiar Cuidado de personas mayores

    Percibir una ayuda por cuidar a un familiar

    Se reconoce el derecho a percibir una ayuda por cuidar a un familiar en la conocida Ley de Dependencia,  Ley 39/2006, de 14 de diciembre, …

    nomina empleada del hogar Empleador

    Guía para elaborar una nómina de empleada de hogar

    ¿Tienes contratada a una empleada de hogar? Si es así, lo más seguro es que te surjan varios interrogantes a la hora de cómo realizar …