Invierno: ¿Cómo prevenir las caídas en ancianos?

caídas en ancianos
Índice
    Add a header to begin generating the table of contents

    El riesgo de sufrir una caída aumenta con la edad. Alrededor del 35 % de las personas con edades comprendidas entre los 65 y los 80 años sufren alguna caída cada año. Este porcentaje aumenta en el grupo de población cuyas edades abarcan de los 80 a los 90 años. Las caídas en ancianos tienen graves consecuencias ya que, en la mayoría de los casos, pueden originar algún tipo de traumatismo que puede desencadenar la muerte accidental. De no ser así, las consecuencias pueden ser igualmente graves, generando la pérdida de autonomía de la persona mayor o su hospitalización.

    Factores que aumentan el riesgo de caídas en ancianos

    Las caídas de los ancianos suelen estar causadas por la interacción de diferentes factores, entre los que destacan los siguientes:

    • Los trastornos motores. Esta es una de las principales causas de las caídas y se deben, en gran parte, a los trastornos que padecen en cuanto al equilibrio y la dificultad para desplazarse ocasionada por la pérdida de la masa muscular y la falta de estabilidad de las extremidades inferiores. Una forma de evitar la caída, en estos casos, es el uso de andadores o de un bastón de apoyo.
    • Los problemas de visión. El envejecimiento conlleva el deterioro de las capacidades sensoriales, entre las que se encuentra la visión. Cuando el campo visual se reduce es más difícil calcular la distancia de un obstáculo. Para evitar este problema, se recomienda consultar de forma periódica con un oftalmólogo que revise la vista de la persona mayor.
    • Hipotensión ortostática. Cuando la presión arterial es muy baja, un cambio brusco de posición o movimiento puede provocar una caída, por lo que hay que evitar que se produzcan.
    • Los efectos secundarios de los medicamentos pueden afectar a la visión y a la estabilidad del movimiento de las personas mayores, por lo que pueden desencadenar una caída.
    • Las enfermedades crónicas o agudas pueden ser otra de las causas de las caídas en ancianos.
    • La desnutrición es otro de los motivos que pueden provocar una caída, debido a la fatiga y falta de energía.
    • Los trastornos del equilibrio pueden derivar de patologías previas: artritis, antecedentes de un accidente cerebrovascular con secuelas, enfermedad de Parkinson o deterioros cognitivos como la demencia.

    Caídas ancianos consecuencias

    Dependiendo del estado de salud y la fragilidad de la persona que sufre una caída, las consecuencias pueden ser leves o graves, con necesidad de hospitalización o riesgo de complicaciones derivadas de la inmovilización. Entre las principales consecuencias de la caída de una persona mayor, cabe destacar las siguientes:

    • Riesgo de fractura en los huesos, dado que las personas mayores tienen los huesos muy frágiles.
    • Traumatismo craneal.
    • Lesiones, heridas, esguinces, contusiones o hematomas.
    • Pérdida de la autonomía

    Prevención de caídas y Protocolos de caídas en el anciano

    Es necesario vigilar el estado de salud de las personas mayores para controlar las patologías que puedan desencadenar una caída. En especial, se recomienda controlar la presión arterial, el ritmo cardíaco, el equilibrio, así como el estado de los músculos y las articulaciones; lo que permitirá planificar sesiones de rehabilitación o fisioterapia, en caso de ser necesarias. También es importante acudir al oftalmólogo a graduar la vista para llevar las gafas adecuadas que permitan ver con claridad. La audición es otro factor que se debe vigilar, ya que escuchar bien es esencial para evitar accidentes, sobre todo fuera de casa. Por lo que puede ser necesario el uso de un audífono. Por otra, parte, también es importante hacer una revisión periódica de la medicación, especialmente de aquellos cuyos efectos secundarios puedan generar confusión o inestabilidad física.

    Se recomienda realizar algún tipo de actividad física adecuada a la edad del anciano, ya que el ejercicio ayuda a prevenir el desgaste muscular, la osteoporosis y la pérdida de equilibrio. Andar 30 minutos al día puede ser una buena solución. Si la persona mayor sufre algún tipo de enfermedad se debe consultar con el médico el tipo de ejercicio que resulta adecuado para su caso concreto. En este sentido, es importante vigilar si la persona mayor sufre osteoporosis y revisar los niveles de calcio y vitamina D.

    En el caso de las personas mayores con algún tipo de problemas en los pies se recomienda acudir a un podólogo que ofrezca el tratamiento adecuado para que pueda andar de forma más segura.

    Además, es esencial tomar medidas de seguridad en los entornos que se mueva la persona mayor. Ya sea en el domicilio (como explicaremos a continuación), en la calle o en cualquier centro, debemos buscar un entorno seguro para reducir al máximo las caídas.

    Es importante seguir una dieta equilibrada y no saltarse ninguna comida. Los alimentos ricos en proteínas (carne, huevos, pescado), calcio y vitamina D son imprescindibles para mantener sanos los músculos y los huesos. Se debe evitar el consumo de alcohol o tomarlo de forma moderada.

    Cuando la persona mayor sufre una caída hay que informar de inmediato al médico. Muchos medicamentos tienen efectos secundarios que afectan al equilibrio o producen somnolencia durante el día. En este caso, el médico recomendará las pautas a seguir.

    En Cuidum nuestras cuidadoras se aseguran de proporcionar consejo, información y seguridad a las personas mayores a las que cuidan y les incitan a participar en actividades, a realizar ejercicio físico adaptado a sus limitaciones, a socializar, etc.

    banner redirección web

    Adaptar el hogar para evitar las caídas en ancianos

    Las caídas ocurren con mayor frecuencia en entornos inseguros. Los lugares con mayor riesgo para sufrir una caída son el exterior de la casa, las escaleras, la cocina y el baño. Adaptar el hogar es prioritario para evitar el riesgo de caídas. Se recomienda especialmente:

    • Mantener las habitaciones despejadas, quitando los objetos y muebles que puedan producir una caída.
    • Iluminar bien todas las habitaciones para ver perfectamente por donde moverse.
    • Fijar a la pared los cables de los enchufes o usar un organizador de cables, para evitar el riesgo de que los pies se enreden en ellos.
    • Eliminar las alfombras, ya que pueden provocar caídas.
    • Evitar los suelos resbaladizos. Si la casa tiene un suelo de parqué se recomienda usar zapatillas con suelas antideslizantes.
    • Las mascotas suponen un riesgo de sufrir caídas, ya que en muchas ocasiones se enredan en los pies.
    • Hay que tener cuidado al subir o bajar las escaleras, así como al andar por la calle cuando llueve y el suelo está resbaladizo.

    Seguir a diario determinados hábitos, también reduce el riesgo de sufrir caídas. Se aconseja a las personas mayores levantarse lentamente de la cama o de la silla para evitar mareos y vértigo. El uso de un bastón o un andador es necesario en las personas que tienen dificultad para caminar o que pierden el equilibrio. Es necesario usar unos zapatos seguros, adaptados perfectamente a la talla de la persona mayor y, a ser posible, antideslizantes.

    Finalmente, se aconseja instalar un equipo de alarma remota para avisar a los familiares o a los servicios de emergencia en caso de sufrir una caída u otro problema de salud.

    Tipos de falls o caídas en personas mayores más comunes

    Las caídas en el anciano son eventos preocupantes que pueden tener diversas causas. Es esencial entender los tipos más comunes para prevenir y abordar estos incidentes. A continuación, exploraremos brevemente algunos de los escenarios más frecuentes.

    Caídas repentinas: ¿Me caigo mucho porque puede ser?

    Es común que los ancianos experimenten caídas repentinas, dada la fragilidad que puede venir con la edad. Estos episodios pueden deberse a factores como la pérdida de equilibrio, debilidad muscular o incluso problemas de visión. Aunque son habituales, es crucial evaluar las circunstancias individuales y tomar medidas preventivas.

    Golpe en espalda por caída:

    Otro escenario que puede surgir tras una caída es el golpe en la espalda por caída en ancianos. La columna vertebral, siendo una parte vital del cuerpo, puede ser vulnerable a lesiones. Es importante reconocer los riesgos y brindar atención adecuada para evitar complicaciones posteriores.

    Caídas de la Cama en Adultos Mayores: Un Fenómeno Común

    Las caídas de la cama en adultos mayores también son situaciones bastante comunes. Esto puede ocurrir debido a factores como la falta de barandas protectoras, problemas de movilidad o desorientación nocturna. Aunque estos incidentes son frecuentes, es necesario abordarlos proactivamente para garantizar la seguridad durante el sueño.

    En ocasiones, las personas mayores pueden expresar frases como «me caigo mucho, ¿por qué puede ser?». Esta inquietud puede indicar una preocupación válida sobre la posibilidad de caídas frecuentes.

    ¿Qué hacer después de una caída fuerte?

    Después de sufrir una caída, cuanto más tiempo permanezca la persona en el suelo más graves son las consecuencias, sobre todo si se ha sufrido alguna lesión. Tras la caída, las personas que están con la persona mayor deben llamar de inmediato al servicio de urgencias. En caso de ser posible, se debe ayudar a la persona a levantarse y sentarse para que recupere cuanto antes los sentidos.

    También puede pasar que la persona mayor se encuentre sola en el momento de la caída. En este caso resulta de vital importancia el equipo de alarma remota para avisar a los familiares o a los servicios de emergencia. La rápida asistencia de una persona mayor después de una caída puede suponer la diferencia en la posterior recuperación de su estado físico.

    ¿Buscas cuidadora para tu familiar mayor?

    ¡Déjanos tus datos y te preparamos un presupuesto en 24 horas!

    Comparte a tus amigos

    4 comentarios

      1. Muchas gracias Malika por tu comentario. Nuestro trabajo a favor de los trabajadores y personas mayores viene acompañado de un arduo compromiso con la sociedad.

        Saludos desde Cuidum.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar

    actividades de ocio para personas mayores Cuidado de personas mayores

    Actividades de ocio para personas mayores

    Lo que no se utiliza, se acaba perdiendo. Es una afirmación que se puede aplicar tanto a las capacidades físicas como a las cognitivas y …

    playas accesibles para personas mayores Cuidado de personas mayores

    Playas accesibles para personas mayores

    El verano es la época ideal para disfrutar de unas merecidas vacaciones, y nada mejor que hacerlo en la playa. Sin embargo, para las personas …

    cuidar a un dependiente en familia deja secuelas Cuidador

    ¿Sabías que cuidar a un dependiente en familia deja secuelas?

    Cuando una persona se enfrenta a la realidad de ser dependiente, su vida y la de sus familiares cambian drásticamente. La dependencia puede surgir de …

    modelo de cuidados Cuidador

    Nuevo modelo de cuidados centrado en la asistencia domiciliaria

    El pasado 11 de junio el Gobierno de España aprobó un nuevo modelo de cuidados. Esta iniciativa está orientada en personalizar y humanizar los servicios …

    Asistencia a mayores en casa durante el verano Cuidados generales

    Asistencia a mayores en casa durante el verano

    El verano es una época de calidez y vitalidad, pero para muchos ancianos, puede ser un momento de mayor vulnerabilidad. Encontrar una solución de cuidado …

    cuidado de la piel de los mayores Cuidado de personas mayores

    Cuidado de la piel del adulto mayor en verano

    El verano es una temporada esperada con ansias por muchos, pero para los adultos mayores, puede presentar desafíos únicos en lo que respecta al cuidado …

    La soledad en las personas mayores en verano Soledad

    La soledad en las personas mayores en verano

    Es frecuente pensar que en verano, la soledad en las personas mayores se acrecienta derivada del calor extremo y la añoranza de los seres queridos …

    vacaciones empleada del hogar Empleador

    ¿Cómo organizar las vacaciones de cuidadoras de personas mayores?

    Los trabajadores incluidos en el sistema especial de empleados de hogar, tienen derecho al disfrute de las vacaciones como cualquier otro trabajador. Así, para revisar …

    contratar a una cuidadora Laboral

    ¿Cuánto cuesta contratar a una cuidadora?

    Cuidar de personas mayores es una labor que requiere de vocación, tiempo y dedicación. Una buena experiencia en la contratación de una cuidadora de personas …