«El mejor cuidado, para quienes más te importan»

TRABAJA COMO CUIDADORA

Higiene y personas mayores. Todo lo que debes saber

Cuidados generales

Las personas mayores y los adultos dependientes necesitan de unas estrictas rutinas de higiene diaria que garanticen su comodidad y su limpieza. Muchas de estas rutinas no solo exigen de técnicas de movilización específicas para su desarrollo con seguridad, sino de la utilización de artículos que facilitan esta tarea, aportan confianza y garantizan el confort de la persona atendida.

¿Por qué es tan importante mantener unas buenas rutinas de higiene?

Una de las claves de la calidad de vida de las personas cuidadas está en su higiene personal. El aseo diario no solo sirve para evitar malos olores, infecciones, úlceras, picores y otras reacciones cutáneas. Sentirse limpios, cuidados y aseados es también una manera de reforzar el autoestima, de recordarles su papel en el entorno social y familiar y de proporcionales mayor seguridad en su día a día. El aseo personal es sinónimo de salud y bienestar, por dentro y por fuera.

Las rutinas de higiene diaria sirven además para establecer unos horarios que resultan fundamentales en el desarrollo de la jornada. Las personas mayores o dependientes necesitan tener organizados sus días en torno a una serie de hábitos que les permiten tener un mayor control sobre lo que va a suceder en cada momento del día. En este sentido, la hora del aseo funciona como uno más de esos hitos que le ayudan a entender en qué momento de la jornada se encuentran.

La función de los artículos para la higiene de personas mayores

A medida que nos hacemos mayores se van perdiendo o limitando algunas de las habilidades motoras con las que siempre hemos contados. Tareas aparentemente tan sencillas como la de cepillarse los dientes o peinarse el cabello se pueden volver muy complicadas cuando el paciente pierde la flexibilidad, la fuerza o la capacidad de coordinación que hacen falta para su desarrollo.

También el deterioro cognitivo limita en gran medida autonomía de los adultos mayores y las personas dependientes a la hora del aseo. Por todo ello, con o sin ayuda de un cuidador, todas las personas que tienen algún tipo de limitación en la consecución de estas rutinas de higiene pueden beneficiarse del potencial de los artículos auxiliares para el aseo y el baño.

La principal función de estos productos es la de simplificar al máximo las rutinas de aseo personal aportando mayor comodidad y seguridad a todo el proceso. Junto a las técnicas de movilización más adecuadas para cada tipo de actividad, estos artículos son el accesorio perfecto para completar con éxito estas importantes tareas de higiene.

Accesorios adaptados al nivel de autonomía de cada persona

Salvo en casos puntuales en los que la movilidad del paciente es extremadamente reducida, no es necesaria una remodelación total del baño para garantizar su seguridad durante las rutinas de higiene. Lo más habitual es ir introduciendo pequeñas modificaciones en el mobiliario o los complementos empleados durante el aseo en función de las necesidades que se vayan planteando.

No todas las personas mayores o dependientes tienen los mismos problemas de movilidad, por lo que no todas requieren de los mismos artículos para el baño o el aseo. Habrá muchos pacientes que tan solo necesiten un punto de apoyo extra para sentarse y levantarse del WC y otros en un estado de deterioro de movilidad muy avanzado pueden incluso requerir una camilla para el baño.

Una de las grandes ventajas de los accesorios para el aseo personal de las personas mayores o dependientes es que se presentan con un amplio catálogo de posibilidades. Son accesorios versátiles cuya funcionalidad está perfectamente estudiada para ofrecer una respuesta eficiente a una necesidad muy concreta. Este alto nivel de adaptación a las condiciones de movilidad de cada persona es uno de los rasgos más característicos del gran potencial que tiene este tipo de artículos.

¿Cómo adaptar el baño de las personas mayores o dependientes con los accesorios de aseo?

Antes de lanzarte a realizar cambios en el hogar debes analizar con calma cuáles son las necesidades reales de la persona dependiente. Los accesorios para el baño que facilitan las tareas de higiene solo resultarán útiles si la persona que tienes a tu cargo realmente necesita de ese tipo de ayuda extra durante las rutinas de aseo.

De forma general, te recomendamos que tengas en cuenta las siguientes zonas para que puedas hacerte una idea más completa de cuáles son los cambios habituales en un baño cuando debes asistir a personas mayores o con algún tipo de limitación. De este modo podrás actuar sobre cada uno de ellos de manera independiente y recurrir a los accesorios específicos para el aseo sin necesidad de hacer una reforma integral de la estancia.

Puerta de entrada: mejor corredera y sin cerrojos. Hay sistemas de topes o imanes que permiten mantener la puerta cerrada para preservar la intimidad y que resulten muy fáciles de abrir en caso de necesidad.

Suelos antideslizantes: el suelo del baño se moja con frecuencia. Unas pocas gotas pueden provocar un resbalón. Lo mismo sucede con el suelo del interior de la ducha o bañera. Las alfombrillas no son una buena solución ya que pueden enrollarse y desencadenar una caída. Es mejor el empleo de superficies antideslizantes como las superficies cerámicas con rugosidades.

Mobiliario accesible: los artículos auxiliares para el baño transforman el mobiliario común de estas estancias en una alternativa más accesible para las personas con problemas de movilidad, equilibrio o coordinación. Espejos de baño basculantes, mamparas y bancos portátiles son algunos ejemplos comunes.

Lavabo y WC: el principal problema que plantean estas dos zonas del baño es la altura. Cuando no se dan las condiciones oportunas para realizar una reforma estructural en el baño, el problema se puede solucionar incorporando apoyos laterales, elevadores del asiento, reposabrazos o taburetes que faciliten el uso seguro de estos elementos.

Ducha: elemento clave en la higiene diaria y también uno de los aspectos más problemáticos del baño. Cuando se trata de cuidar a personas mayores o dependientes con problemas de movilidad, lo ideal sería disponer de un plato de ducha, ya que esto facilita en gran medida la entrada y la salida. No obstante, también se pueden emplear accesorios para el baño como bancos, asientos y tablas, ya sean móviles o fijas y abatibles, que aporten al paciente comodidad, seguridad y confianza, tanto si se lavan de forma autónoma como si requieren de la asistencia de un cuidador.

Tipos de artículos para el aseo y el baño

En base al momento de su uso y a la función que desempeñan, los accesorios para el aseo y el baño de personas mayores se pueden dividir en varias categorías. Es muy probable que a la hora de acondicionar el baño para garantizar el confort y la seguridad de la persona a la que se asiste tengas que combinar varias de estas opciones para conseguir unos resultados óptimos. No te resultará una tarea complicada ya que estos artículos están diseñados para complementarse entre sí y ofrecer una experiencia de aseo mucho más satisfactoria tanto para la persona atendida como para su cuidador.

Entre las categorías de artículos auxiliares para la higiene rutinaria de personas mayores o dependientes podemos encontrar:

Asientos: son un amplio grupo de accesorios, en su mayoría orientados a la hora de la ducha o para el uso del WC. Con todo, algunos de estos asientos son móviles y se pueden emplear en otros momentos del aseo personal. En este grupo se incluyen los bancos, las sillas, los asientos plegables, los taburetes, las banquetas abatibles… Es bastante habitual que la base del asiento esté provista de orificios, sobre todo en aquellos asientos que están destinados a su uso en la ducha.

Agarraderas: son accesorios de sujeción que se pueden emplear en cualquier parte del baño para facilitar la movilidad de las personas mayores. Las agarraderas pueden presentarse en versión fija, atornilladas al lugar en el que es necesaria su presencia, o en versión móvil, sujetas a cualquier superficie lisa con unas potentes ventosas. La ventaja de estas últimas es que se puede liberar la presión de la ventosa para extraer la agarradera y moverla a otro lugar.

Elevadores y reposabrazos: se utilizan en el WC para que a las personas mayores les resulte más sencillo sentarse y levantarse con cierta autonomía. Son elementos móviles o fijos que ofrecen una mayor estabilidad al usuario, tanto si aún tiene la habilidad suficiente para ir al baño solo como si es atendido por un cuidador.

Camillas de baño: en aquellos casos en los que el deterioro de las habilidades motoras de la persona asistida es ya muy avanzado, habrá que recurrir a soluciones de higiene rutinaria más avanzadas. Las camillas de baño son un elemento habitual en las rutinas de aseo de las personas con escasa movilidad. Una superficie amplia en la que se pueden tumbar cómodamente mientras el cuidador lleva a cabo el proceso. Por sus dimensiones y su forma de empleo, están más orientadas al uso en residencias y otros centros de atención a personas mayores.

Accesorios para el aseo y la higiene íntima: este grupo engloba todo tipo de complementos que sirven para hacer más asequibles las pequeñas tareas de aseo e higiene íntima, desde peinarse hasta limpiarse correctamente después de hacer uso del WC.

Para facilitar los cuidados de las personas mayores es conveniente que en caso de necesitar este tipo de artículos se adquieran en tiendas especializadas, de esta forma estaremos garantizando la seguridad de la persona mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies