Cuidado de personas mayores en casa

Cuidado de personas mayores en casa

El cuidado de personas mayores en casa requiere sensibilidad, paciencia y fortaleza además de conocimientos. Sensibilidad porque compartiremos aspectos muy íntimos relacionados con el cuerpo de la persona a la que cuidamos. Paciencia porque tendremos que manejarnos con la frustración tras la pérdida de la autonomía o con la sinrazón que a veces llega con la enfermedad. Fortaleza física y psicológica, porque el cuidador asume una gran carga en esos dos ámbitos.

Cuidado de personas mayores

Cuidar en casa nos exige también tomar decisiones sobre la organización de la casa. Incluso requiere que nos convirtamos en expertos en aspectos de índole jurídica y social.

Tan difícil puede ser la adaptación que en muchas ocasiones, cuando llega la dependencia o la enfermedad a un núcleo familiar la institucionalización pasa a ser la primera opción.

En las residencias de mayores y centros de día encontraremos personal cualificado para cuidar a nuestros familiares, y por qué no decirlo, también un escenario preparado para aliviar el sentimiento de culpa que la mayoría de las familias sienten al dejar allí a sus seres queridos.

La mejor alternativa

En Cuidum trabajamos para facilitar el cuidado de personas mayores en casa de forma que el desarraigo del hogar, que a veces va acompañado de desubicación y desorientación a muchos niveles por la pérdida de las referencias afectivas, sea la última opción. Solo necesaria para los últimos estadios de ciertas patologías, como el cáncer o el alzheimer.

Nuestra experiencia nos anima a continuar, con más ganas si cabe, porque sabemos que envejecer en casa es exponencialmente mejor. Las cuidadoras a domicilio ayudan a nuestro ser querido y les permite permanecer en su refugio, en su hogar.

Recibes mucho más de lo que das

Pero cuidar es un camino de ida y vuelta. La conexión íntima y profunda con la persona a la que cuidas puede convertirse en una de las relaciones mas plenas de verdad que hayas experimentado, colmándote afectiva, emocional y espiritualmente.

Así que tendremos que saber un poco de medicina, de leyes, de psicología, de tecnología… no será raro que nos desborde la situación algunas veces porque a pesar de que contemos con el apoyo de profesionales siempre habrá un momento en el que tengamos que tomar decisiones sintiendo el peso de la soledad.

El camino del cuidador lleva a la autorrealización, que no es poco.

Cambiemos la sociedad y cuidemos de nuestros mayores igual que cuidamos de nuestros pequeños. El día de mañana si tengo la suerte de envejecer deseo hacerlo manteniendo todo lo que construyo hoy, mi familia, mi hogar, mis amistades, mis aficiones... Trabajo en Cuidum para aportar mi granito de arena a la sociedad y no tener que preocuparme el día de mañana de perder parte o todo lo que con tanto esfuerzo me ha costado lograr.

5 comentarios

  1. Acá en colombia no hay casi lugares buenos para cuidar los adultos mayores son muy de probables la calidad es muy desagradable y la alimentación ni es adecuada yo trabaje 2años en.el ancianato del sucre ,y la verdad el manejo no es adecuado,y tengo una amiga que tiene una casa geriátrica se llama la nueva era creamelo no hay buena prioridad para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.