Ofertas - madrid


Interna entre semana en Las Rozas (Madrid)

Descripción del servicio

Se necesita cuidadora interna entre semana en Las
Rozas (Madrid) con entrada el domingo a las 21h y
salida el sábado a las 9h.
Se busca una persona con experiencia dilatada, reciente
y comprobable con familias españolas y adaptada a
horarios y costumbres españoles.
La cuidadora contará con 2 horas libres al día, festivos
libres y un mes de vacaciones por año trabajado. Los
festivos que no sean sábado o domingo, serán los de
Madrid capital, ya que la hija trabaja allí.
El salario de esta oferta son 1000.65€ netos.
El servicio consiste en atender a un señor de 88 años
que padece un deterioro neurológico moderado y
pérdida notable de audición, por lo que presenta algunas
desorientaciones y lapsus de memoria. Su movilidad es
reducida. Por el domicilio camina de manera autónoma
pero despacio puesto que tiene miedo de caerse. Para
salir a la calle necesita de un bastón y ayuda de una
persona, ya que le da miedo salir por si se cae. Cuenta
con el domicilio adaptado con unas barras para
desplazarse mejor. En cuanto al aseo e higiene personal
lo puede hacer él solo pero necesita de ayuda y
supervisión a veces, y siempre para ducharse.
En cuanto a la alimentación, come prácticamente de
todo (cocina española) pero es necesario llevar un
control para que coma correctamente. Su carácter es
apacible, afable y bueno, necesita a una persona que le
de conversación y lo mantenga activo. Por las noches
suele dormir sin problemas. Vive con su hija en el
domicilio. En algunas ocasiones le visita su nieto con su
perro, pero es un animal muy tranquilo.
Será necesario establecer unas rutinas diarias que
consistirán en despertarle y que se levante siempre a
una determinada hora, las tomas de medicina y
alimentación a horas fijas, incentivarlo para que salga a
pasear, así ayudarlo a mejorar la movilidad y, en lo
posible, que se acueste también a una hora fija.

Tareas

Las tareas a realizar consisten en la asistencia en el
aseo e higiene personal y en la vestimenta cuando lo
necesite, control de la medicación, asistencia en los
levantamientos, incentivarlo a que esté activo y mejore
la movilidad, conversar con él, establecer unas rutinas,
apoyo en el día a día, realización de tareas domésticas,
limpieza del domicilio y ropa, compras, recados,
preparación de comidas y supervisión general.
Deberá informar a la hija varias veces al día. Esto es
fundamental.
Puede tener que acompañarle al médico si la hija no
puede por su trabajo.

Esta oferta está cerrada, la familia ya encontró el cuidador ideal
Otras ofertas aquí