Cuidado de personas mayores y turismo

Cuidado de personas mayores y turismo

Cuidado de personas mayores y turismo

Viajar puede ser una de las mayores fuentes de bienestar para una persona mayor. Cambiar el entorno en el que se desarrollan el cuidado de personas mayores dependientes a diario tiene efectos beneficiosos sobre su ánimo y su mente.

No obstante debemos tener en cuenta ciertas pautas para el cuidado de personas mayores durante estas escapadas. A los familiares de estas personas mayores les pueden surgir muchas dudas. ¿Qué aspectos hay que tener en consideración al hacer una salida con personas dependientes? ¿Necesitan acompañamiento en todo momento? ¿Qué podemos hacer para mejorar su experiencia? En este artículo te ofrecemos todos los detalles.

Cuidado de personas mayores durante el viaje

Las cuidadoras de ancianos o empleadas de hogar internas que realicen las actividades de asistencia domiciliaria pueden informarle sobre las principales medidas que hay tomar. Cuente con su ayuda pues estas medidas cambian con cada caso concreto.

En general, merece la pena llegar con tiempo a estaciones y aeropuertos para no apurarse al cumplimentar los trámites y realizar las solicitudes pertinentes. No solicitar una silla de ruedas o una persona para acompañamiento cuando es necesario es un error garrafal.

Si el viaje es largo, existen peligros adicionales. Cuando el mayor dependiente está sentado por mucho tiempo, la probabilidad de aparición de problemas circulatorios aumenta. En este caso las técnicas utilizadas para el cuidado de personas mayores son los masajes y los ejercicios para activar el sistema vascular.

Si sigue las directrices dadas por la cuidadora de ancianos, el viaje estará exento de inconveniencias.

Medicación y atención médica

Hay que solicitar al médico información sobre los medicamentos y los tratamientos que el anciano está recibiendo de antemano. Las congestiones que se viven hoy en día en muchos centros de salud no hace recomendable esperar a los últimos días.

Compruebe en varias ocasiones la disponibilidad de estos medicamentos en el neceser que haya destinado para portarlos. Si su destino es internacional, no planee las adquisición de los fármacos una vez arribados al emplazamiento vacacional. Las medicinas necesarias no tienen por qué estar disponibles en todos los países.

Los familiares que acompañen al mayor y las empleadas de hogar internas que velen por el bienestar del mayor en el lugar donde se hospede han de disponer de un listado de direcciones y teléfonos de los centros médicos cercanos.

En caso de un empeoramiento repentino de la salud hay que actuar con presteza.

Vestimenta, alimentación y alojamiento

Asegúrese de llenar la maleta del anciano viajero con ropa adecuada para el destino y para la época del año. En el viaje se recomienda vestir ropa holgada que no limite los movimientos. En verano es importante luchar contra los golpes de calor ofreciendo ropa ligera, abierta y altamente transpirable.

Es muy importante no variar la dieta del mayor dependiente en demasía. La flora gastrointestinal puede tardar en adaptarse a los grandes cambios de sazonado, adobado e ingredientes. Esto causa trastornos digestivos leves que tienen un impacto negativo sobre la experiencia y bienestar del mayor, dificultando el cuidado de las personas mayores.

Al elegir el alojamiento, hay que cerciorarse de que las instalaciones están preparadas para hospedar a personas mayores con movilidad reducida, con intolerancias alimenticias o con problemas de cualquier otra índole. No tenga reparos a la hora de contactar con el servicio de hostelería requiriendo información.

Esperamos que estos consejos mejoren vuestra vida, la de los ancianos que están a vuestro lado y la de las especialistas en asistencia domiciliaria y cuidadoras de ancianos que os apoyan.

7 comentarios

  1. Nilda Rodríguez says:

    Hola! Cuido personas mayores o con ciertas limitaciones, realizo el trabajo completo de limpieza y comida de la persona a cuidar, así como sus compras personales. Los apoyo a realizar actividades de distracción,como ayudarlos a desarrollar alguna actividad de interés como lo he experimentado en (pintura, juegos, armar y desarmar,memoria)que le hagan su día a día más placentero.

  2. Yudy says:

    Soy cuidadora profesional en el cuidado de personas mayores o con discapacidad,llevo 11años trabajando en el cuidado de personas a domicilio hospitales y casas particulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.